Opinión

Viajar

Por
  • MAR RAMOS NAVARRO
OPINIÓNACTUALIZADA 08/02/2019 A LAS 01:00

En los últimos tiempos -sobre todo- se ha venido observando en una parte de la población un deseo cercano a lo obsesivo de viajar en avión a cualquier parte del mundo y, cuanto más lejos, mejor.

Así lo atestigua el paulatino aumento de agencias de viaje que ofrecen al cliente un cada vez más amplio abanico de ofertas de todo tipo y a casi todos los rincones del mundo.

Por ello, no causa especial sorpresa la reciente noticia de que el aeropuerto zaragozano va a batir su récord con más de 50 vuelos charter el próximo verano, al haber programado las empresas mayoristas nuevas salidas internacionales y donde se podrá viajar todas las semanas.

Claro que presenta un aspecto positivo ya que en lugar de conectarse con los aeropuertos barcelonés o madrileño -como antes venía siendo habitual- a partir de ahora se saldrá de la ciudad del Ebro, pero ofrece al mismo tiempo un aspecto negativo, como es el aumentar esa denominada "fuga irrefrenable viajera o escapada de sí mismo".

Y es que, conforme apuntan algunos psicólogos de prestigio, el sujeto que lo padece esconde un estado interno incontrolable del que -por lo menos, hasta ahora- no parece tener cura.

Etiquetas