Opinión

El Pirineo Central cerrado a cal y canto

Por
  • PASCUAL ASCASO
OPINIÓNACTUALIZADA 18/02/2019 A LAS 01:00

El Pirineo Central sigue cerrado a cal y canto tanto por carretera como por ferrocarril, cuando debió ser el primer paso natural de comunicación con Europa, buscando el equilibrio territorial de quienes estamos al sur de los Pirineos. Nosotros miramos a Europa aun con la puerta cerrada, mientras que los franceses miran al norte dando la espalda al sur porque les importamos un pimiento, y Europa nos ignora como si no existiéramos. Reuniones excusa sobre este asunto muchas, pero frutos de las mismas de las mismas ninguno.

Tuvimos en su día un ferrocarril internacional de alta cota, pero que un día del año 1970 -por la caída de un puente insignificante- se convirtió en el canfranero y hoy no es ni eso porque tiene que ser auxiliado, un día sí y otro también, por los autobuses preparados para solucionar el problema de los que en él viajan para que puedan llegar a su destino. Es verdad que el hacer que llegue hasta el final de su recorrido con normalidad y seguridad le corresponde al gobierno español, pero por lo que se ve tampoco a éste le importa un pimiento y nosotros resignado así lo aceptamos.

Si hablamos de las carreteras sucede exactamente lo mismo. En su día se hizo un excelente túnel carretero internacional de alta cota, pero de poco sirve si los franceses mantienen las mismas carreteras prehistóricas de hace un siglo para llegar a él y se niegan a actualizarlas.

Por todo ello, ¿cómo vamos a soñar con la Travesía Central Pirenaica de baja cota por mucho que la reivindiquemos, si lo poco que teníamos lo hemos perdido Los poderosos, catalanes y vascos, tienen sus comunicaciones internacionales aseguradas por ambos extremos de la cadena montañosa, mientras nosotros, los aragoneses y centro de España, seguimos aislados al tener la puerta cerrada sin que nadie la quiera abrir.

Por si todo lo anterior aún fuera poco dentro de nuestra propia casa, Huesca, tenemos autovías que comenzaron a construirse hace una eternidad y allí siguen empantanadas sin terminar, porque mande el partido que mande todos son iguales.

Es preciso a todos los niveles, mas justicia, equidad y menos discriminación.

Etiquetas