Opinión

Sobre una Travesía Central por Aragón (II)

Por
  • CARLOS GARCÍA MARTÍNEZ
OPINIÓNACTUALIZADA 21/02/2019 A LAS 01:00

Nos preguntábamos en el artículo anterior por dónde podría pasar una Travesía Pirenaica aragonesa y denunciábamos que la promoción como propuesta definitiva de una travesía por el túnel del Vignemale ha acallado o distorsionado otras posibilidades. No sólo por conducir a Toulouse, con el Macizo Central encima, sino porque carece de validez práctica pretender cruzar el Pirineo en diagonal por donde es más ancho y obligar a elegir entre dos opciones. Una de ellas, acceder hasta Biescas por una línea nueva que atravesase desde Huesca la Sierra Caballera por otro gran túnel – solución denegada en su día por Fomento-, y la otra aprovechar la línea del Canfranero entre Huesca y Sabiñánigo por Ayerbe y construir una nueva línea desde Sabiñánigo hasta la frontera. Las dos opciones con líneas capaces de servir a altas prestaciones.

Entonces, ¿por dónde La primera respuesta debería conducirnos, desechada Toulouse, a dar con los nombres de las más próximas urbes a uno y otro lado de la frontera a través de las cuales conduciría a destinos más lejanos. Y, si la línea ha de pasar por Aragón, no se me ocurren otras grandes ciudades que Burdeos y Zaragoza, más o menos en el mismo meridiano. Entre Burdeos y Pau existe, para llegar hasta París, una línea de alta velocidad, y el resto del trayecto actual hasta Zaragoza lo ocupan tramos de diversos niveles, excepto la línea cortada entre Bedous y la frontera, que los mismos intereses de quienes promovieron el túnel bajo el Vignemale animan a rehacer tal cual se proyectó "in illo tempore". De modo que dejan claro, tanto si se reconstruye como si se reivindica eternamente, que por allí no pasaría nunca una travesía de envergadura internacional.

Sin embargo, "La Cosa", como nombramos en nuestro anterior artículo a quienes fabrican descripciones discutibles con métodos sutiles, oculta una propuesta que beneficiaría, paradójicamente, tanto a la entelequia del Vignemale como a la comunicación Zaragoza- Burdeos. Sería recuperar el atajo entre Zuera y Ayerbe que llamamos "El Turuñana", que acorta en cerca de 40 kilómetros de territorio llano, la distancia entre Zaragoza y la frontera. Y olvida, por supuesto, que donde el Pirineo es más estrecho es entre los valles del Aragón y del Aspe, a través del cual embajadores y representantes de las redes francesas han sugerido el paso de la línea internacional a menor cota que la antigua. Guardo en mi archivo, y me reservo utilizar si hiciera falta, valiosas aportaciones francesas y españolas en favor de que una futura travesía aragonesa a nivel europeo pase por allí. Claro que acortar el recorrido de una línea internacional o simplemente el trayecto entre Zaragoza y los valles occidentales de Aragón supone no pasar por Huesca, lo que es, seguramente, el motivo de tanta escaramuza dilatoria. Gratuita, porque desde esa línea se accedería siempre y de mejor manera, a los puertos de Tarragona o Barcelona, pasando por Huesca, "Puerto Seco". Y por Barbastro, Monzón, Binéfar, etc..., que también existen.

Etiquetas