Opinión

¿Cómo será el 2019 en un mundo cambiante?

Por
  • ANTONIO LASHERAS
OPINIÓNACTUALIZADA 22/02/2019 A LAS 01:00

El 28 de diciembre de 2018, asistí a un funeral de un buen amigo en las cercanías de Toulouse (Francia).

En los cientos de kilómetros que recorrí me topé en cuatro ocasiones con las movilizaciones francesas de los chalecos amarillos. En uno de los cuatro controles, nos retuvieron 52 minutos y en el resto pudimos coger pasos alternativos. En la retención de 52 minutos pudimos descubrir, ya que éramos el segundo coche del corte realizado, la variedad de profesionales que intervenían en las movilizaciones, transportistas, agricultores, autónomos, pequeños empresarios y empleados del Credit Agrícola. Quedé asustado al descubrir la violencia que imprimían a sus comportamientos, no pedían diálogo, no pedían economía diferente a la que les toca vivir, ni siquiera pedían nuevos políticos, pedían un cambio de sistema, pedían extirpar el tumor actual que no les deja vivir en paz para poder progresar como lo hicieron sus abuelos y padres.

En mi coche viajaban conmigo dos amigos de los Pirineos Franceses, concretamente de Eysus, que hacían de intérpretes para un buen entendimiento con los manifestantes y mis preguntas. Nos decían que esas movilizaciones nada se parecen a las que se producían en la Junquera volcando camiones de hortalizas españolas. Se ratificaban en la idea de que esto va en serio contra su propio país. La maquinaria francesa está gripada, decían, y por eso piden no un giro hacia la derecha o izquierda, piden un nuevo sistema que les permita crecer y desarrollarse como sus antepasados.

Al cruzar el túnel del Somport y pisar tierra española me llegó una idea inocente a mi mente. "Cuando las barbas del vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar". Cuando repaso acontecimientos pasados en alguna de mis carpetas, un tanto desordenadas, me encuentro con las notas antiguas de mis nietos, y la calificación de alguna asignatura que decía: "Progresa adecuadamente".

Como ciudadano de la provincia de Huesca, aragonés, español y europeo le pido al año 2019 "progresar adecuadamente".

Etiquetas