Opinión

RIP Pacto de Toledo

Por
  • PLATAFORMA OSCENSE POR LA DEFENSA DEL SISTEMA PÚBLICO DE INVERSIONES
OPINIÓNACTUALIZADA 26/02/2019 A LAS 01:00

Ha muerto la Comisión del Pacto de Toledo. Descanse en paz. Mala noticia para los partidos políticos, sindicatos y empresarios que, de momento, se quedan sin el negocio millonario de las pensiones . Estaba claro que las fuerzas políticas en posiciones neoliberales, dispuestas a vender todo lo público para negocio de grandes corporaciones, no podían apostar por el futuro de un sistema público de gestión pública y de calidad. Crearon la Comisión del Pacto de Toledo.

Por el contrario, muy buena noticia para los pensionistas la disolución de esta Comisión oscurantista, nacida para empobrecer y terminar con el Sistema Público de Pensiones y donde nadie sabía lo que se negociaba ni lo que se opinaba, como han venido demostrando en los últimos años y donde, según ellos, nueve millones y medio de pensionistas no tenían nada que decir. ¿Cómo podíamos aceptar una Comisión que estaba decidiendo nuestro presente y futuro, sin siquiera dignarse a recibirnos para opinar En el año 1995 ni partidos, ni sindicatos, ni empresarios, quisieron abrir un verdadero debate sobre el Sistema Público de Pensiones, y crearon una Comisión que se plegara a sus necesidades. Desde entonces, los borradores de la redacción de las recomendaciones están hechos con la suficiente ambigüedad, para que, a conveniencia y a interés del Gobierno de turno, se pueda interpretar de forma dispar.

Algunos ejemplos de la ambigüedad calculada: la revalorización de las pensiones al IPC real, pero también abierta a otros datos macroeconómicos; los años de cómputo para hallar la base reguladora, pueden ser 15 años, 25, o toda la vida laboral; la edad de jubilación, 65 años, 67, y posibilidad de que aumente a 70; el factor de revalorización que nos castiga por vivir más, no se sabe si se deroga o se pondrá en funcionamiento el año que viene o en 2027; y, finalmente, el más que previsible apoyo a los planes privados de pensiones, de empresa y de particulares, en detrimento del sistema público de reparto y de caja única. Serán recomendaciones nada más. Las leyes se aprueban en el Congreso y en el Senado.

Los pensionistas queremos y exigimos un verdadero debate público, serio y en profundidad, sobre el Sistema Público de Pensiones. Queremos y exigimos una solución integral del Sistema Público de Pensiones que aborde su presente y su futuro y, por supuesto, exigimos una representación de nuestra Coordinadora Estatal en cualquier mesa de negociación u organismo que negocie dicha reforma. No vamos a permitir que nadie se autoproclame nuestro representante.

Mantendremos las movilizaciones en las calles el tiempo que sea necesario, hasta lograr nuestros objetivos, ya que es en la calle donde está realmente nuestra fuerza. Pediremos que ni un solo voto vaya a parar a partidos que se opongan a estas peticiones. Y recordamos a candidatas y candidatos en estas elecciones que "Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden".

Etiquetas