Opinión

Casco viejo

Por
  • JOSÉ RAMÓN VILLOBAS SESÉ
OPINIÓNACTUALIZADA 28/02/2019 A LAS 01:00

Nací en él y lo conozco tanto como su madre que lo parió. Fueron los Oscos. Un pueblo latino que llegó a nuestra hoya y advirtió un montículo, justo en el centro, a la derecha del río Isuela. Lo vieron y decidieron: "Excelente lugar para asentar nuestra Osca, que amurallaremos". Posteriormente, los árabes ampliaron su nueva muralla, que hoy vemos que circunda las faldas de la colina.

Ahora con la peatonalización de los Cosos, nos han colocado la tercera muralla invisible que dificulta el contacto con el Casco Antiguo. La señora Alós, exalcaldesa y candidata de nuevo a la casa de la Villa, se gloría de haber iniciado la peatonalización. Yo pensé en su día que ello supondría dar la puntilla al Casco Viejo. Y reitero Casco Viejo porque es realmente viejo, decrépito. Se salvan los cuatro o cinco edificios monumentales y un número similar de casas rehechas con más o menos gusto. Está el Casco muy envejecido y con muchísimas casas vacías, además de solares inmundos. En la que fue mi calle, Alfonso de Aragón, derribaron mi casa y dos y media más. Se dieron entonces cuenta de que las construcciones estaban dotadas de escaso fondo y que no valía la pena construir. Poco más arriba se abraza el solar con el del Colegio de Arquitectos.

Un grupo de jóvenes con más voluntad que acierto, apadrinó habilitar alguno de estos solares para solaz de los niños. ¡Pero si no hay niños! Ni tampoco tiendas. Ni una desde Plaza López Allué a Universidad. Y ni una desde Plaza Unidad Nacional a Lizana. No las necesitan. La gente mayor apenas consume. Quiérase o no los coches dan vida. Ha habido quienes han deseado alquilar una vivienda y han desistido al poseer coche. Y los Cosos, ya veremos? Se cierran y abren tiendas con harta frecuencia. El centro comercial y vial de Huesca ha pasado al eje de la calle Cavia-Cabestany. Los Cosos quedan como una "promenade", en contra de su nombre original que significa carrera. Mayoría de pisos convertidos en oficinas y pocos adaptados para vivir. Y sucede que dicha promenade hace la competencia al parque bar.

Etiquetas