Opinión

Un plan para el aeropuerto

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 04/05/2019 A LAS 02:00

En una conversación a cuenta de la situación de la escuela de pilotos Airways Aviation por la pérdida de alumnado como consecuencia de la desavenencias en el contrato con el gobierno libio con la compañía, un antiguo directivo aseguraba que el aeropuerto de Huesca-Pirineos es una joya que dista mucho de ser suficientemente pulida en todo su potencial.

La llegada de centros instructivos a las instalaciones aeroportuarias oscenses no ha sido una cuestión caprichosa ni una aventura por parte de quienes las han elegido para sus desempeños. Huesca tiene todas las condiciones para exprimir al máximo los rendimientos de una escuela para pilotos, en un momento en el que la demanda de profesionales de este tipo es altísima por el incremento continuo del transporte aéreo tanto de viajeros como de mercancías. Las dependencias de AENA son, pues, un escenario óptimo. Escasa actividad comercial pese a que obviamente este año los porcentajes se han disparado por el aterrizaje y despegue de equipos de Primera División, muchas y buenas horas de luz, una ciudad magnífica para la convivencia de los estudiantes con los vecinos y un ambiente idóneo para atraer profesorado de calidad representan una opción ideal.

Hasta tal punto es así que los anteriores rectores de Airways Aviation perfilaron un proyecto de campus aeronáutico líder en España y Europa. Esa idea está hoy en el congelador, pero no sería malo, tras los comicios próximos, poner sobre el tapete la necesidad de un nuevo plan estratégico específico para el Aeropuerto de Huesca-Pirineos que contemplara esa opción y aprovechara sus fortalezas para completar una actividad aceptable. Ya no es tiempo de lamentarse sobre su prioridad o no, sino el momento para huir de la sombra de un fracaso colectivo.

Etiquetas