Opinión

Radioterapia Intraoperatoria, un avance excelente

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 16/05/2019 A LAS 02:00

Conocidas son las legítimas lamentaciones de los pacientes que, durante muchos años, han tenido que desplazarse durante decenas de días a Zaragoza para recibir las sesiones de radioterapia precisas para el tratamiento de sus patologías cancerígenas. Por momentos, la demanda de su acercamiento a Huesca –también a Teruel o a Barbastro- ha sido un clamor, porque al final la incomodidad y los traslados no contribuyen precisamente a la mejoría de sus estados.

El Hospital San Jorge de Huesca ya aplicó este martes la vanguardista técnica de la Radioterapia Intraoperatoria, que en apenas una semana también se va a implantar en el de Barbastro. En la misma sesión quirúrgica, a la mujer afectada se le extrajo el tumor y se le administró la correspondiente radioterapia, de forma que no tendrá que regresar posteriormente a sesiones en el acelerador.

Tenemos muchísimos motivos para expresar nuestro orgullo por la sanidad que disfrutamos en Aragón y en España. Como en cualquier otra actividad pública o privada, todo es mejorable y el administrado tiene el derecho de demandar la optimización y la máxima cercanía de los servicios, siempre con criterios de viabilidad y racionalidad. Pero, en las aplicaciones frente a todos los procesos cancerígenos, la propia evolución de la investigación y de sus aplicaciones está siendo trasladada con una eficacia apreciable a las terapias, a los tratamientos clínicos que no sólo engendran esperanzas crecientes, sino también incrementan las estadísticas de curación. Al esfuerzo institucional para dotar a los centros de estos equipamientos, se suma la admirable disposición de los recursos humanos de nuestros hospitales y centros sanitarios en general, que merecen reconocimiento social y las condiciones más idóneas para el desempeño de su trabajo, que en esencia consiste en cuidar de nosotros.

Diario del AltoAragón

Etiquetas