Opinión

Te queremos, Madre

Por
  • CONCHITA DEL MORAL HERRÁNZ
OPINIÓNACTUALIZADA 17/05/2019 A LAS 02:00

Estamos en el mes de nuestra Madre y como buenos hijos queremos felicitarla, pues "es de bien nacidos ser agradecidos" y hay miles de maneras de agradecer. Les gusta a las madres que las queramos, que secundemos sus deseos que seamos buenos hijos que les demos nuestro cariño y como sonríen cuando alguien les dice éste es igualito a ti. Nuestra Madre la Virgen ¿nos podrá sonreír Tener confianza con Ella contarle nuestras alegrías, si algo nos preocupa, nuestras ilusiones, nuestros apuros con la seguridad que Ella nos allanará el camino. Si lo pensamos bien que la Madre de Dios, es también la nuestra siempre tendremos paz y seguridad; es la Reina de la Paz y de la Misericordia, teniendo un refugio así, a nada ni a nadie podemos temer. Es medianera de todas las gracias. Está en el cielo en cuerpo y alma. A Ella le gusta mucho el rezo del Rosario ahí le recordamos en el Ave María el momento más importante de su vida, cuando le anunció el ángel que iba a ser la Madre de Dios. Dice el evangelio que se turbó y es normal, no por miedo, sino porque era humilde, tantas en Israel esperaban ese anuncio, pero al ver que era la voluntad de Dios aceptó. Y como el Ángel también le comunicó que su prima Isabel iba a ser madre fue rápidamente a ayudarle; A lo largo de su vida vemos con hechos su espíritu de servicio; en la boda de Caná hizo a su hijo adelantar el milagro del vino para que los novios no pasaran la vergüenza de que les faltara el vino en medio de la comida.

No tengamos reparos en confiarle a Ella todo lo que nos preocupa o queramos conseguir de su Hijo con la seguridad que lo conseguiremos, pues "A Jesús siempre se va y se vuelve por María" (San Josemaría Escrivá de Balaguer). Unidos a la Virgen vamos bien. Vamos a obsequiarla visitándola en sus ermitas, santuarios, llenando los caminos de canciones y rosarios, y extendamos su devoción, nos lo premiará; además los buenos hijos siempre sorprenden a su madre en sus fiestas, pues con nuestra Madre la Virgen no vamos a ser menos.

Felicidades Madre, te queremos.

Etiquetas