Opinión

Apoyo al sacerdote

Por
  • ROSA MACHÍ PRAT
OPINIÓNACTUALIZADA 22/05/2019 A LAS 02:00

Decía San Agustín: "La esperanza tiene dos preciosos hijos, sus nombres son enfado y valor, enfado por ver cómo van las cosas y valor para no permitir que continuen así".

Quiero expresar mi máximo respeto y apoyo incondicional al actual sacerdote de la iglesia de San Migual Arcangel de Burjassot, Mn. D. Javier Abad Chismol; para mí el mejor sacerdote que ha tenido la parroquia de San Miguel, en 25 años. Es lamentable ver la miseria y escoria humana en que se transforman algunas personas que dicen ser creyentes en Dios, cuando demuestran por sus obras que son todo lo contrario.

Una cosa es opinar respetuosamente exponiendo uno sus ideas, aunque no les guste a quienes las escuchan, (en esto radica la libertad de expresión) y otra difamar y calumniar, que es constitutivo de delito. En mi opinión, cuando se pone en duda el esfuerzo y el trabajo de un sacerdote, menoscabando su honorabilidad, a la vez se está atacando a su iglesia y a su feligresía; al menos yo lo siento así. Y todo porque este sacerdote no les deja manipular la dirección de la parroquia a su delirioso albedrio.

Bastante daño está haciendo a la Iglesia y a la población católica, la extrema izquierda política, fomentando a ultranza el libertinaje y destruyendo todo principio religioso para que los fieles tengamos que aguantar a cuatro ociosos fariseos, que no sólo demuestran no tener educación ni respeto, sino que tampoco tienen ningún temor de Dios. Ahora que más que nunca los verdaderos católicos tenemos que estar unidos para defender nuestras creencias religiosas, nuestra parroquia y al sacerdote que la dirige; sea éste el que sea.

Etiquetas