Opinión

Asignatura de Religión

Por
  • CONCHITA DEL MORAL HERRÁNZ
OPINIÓNACTUALIZADA 25/05/2019 A LAS 02:00

Ante la confusión sobre la asignatura de la religión católica que nuestros gobernantes quieren suprimir de las aulas, me gustaría aclararles su necesidad, pues es conveniente que siga en vigor pues cuanto más conocimientos haya en dicha materia que no solo sirve para esta vida sino para la eterna y que si la aprovechamos bien poniendo en práctica todo lo que en ella encierra encontraremos la felicidad. Es cierto que somos libres, pero ojo, si no empleamos bien la libertad somos esclavos de la misma. Hay que respetar también la libertad de los demás, eso si defendiendo la verdad, al pan, pan y al vino, vino. Si una gallina es un ave de corral no me voy a empeñar que es un elefante, sería absurdo.

Puedo aportar mi testimonio de una vida larga y feliz. Mis antepasados me transmitieron la religión católica porque ellos la vivían y ayudaban a los demás y la defendían, pero nunca coaccionaban; éramos una familia bien avenida. Recuerdo este consejo de mi padre: "Tu haz bien y no mires a quien" y eso es exigente y a veces los humanos buscamos la comodidad, el capricho, me apetece, no me apetece y un largo etcétera.

Cuantos ejemplos tenemos en nuestra patria de hombres y mujeres valientes que han sabido exponer sus vidas por defender la verdad, y dejémonos de monsergas.

Respeto a los que piensan diferente porque también son hijos de Dios y no los voy a maltratar, sería una injusticia, pero por favor exijo que respeten también ellos y no traten de mandar al traste lo que desde siglos pasados venimos viviendo. Hemos de conseguir con esfuerzo y con tesón que España vuelva a sus raíces cristianas.

Etiquetas