Opinión

Show circense

Por
  • MIGUEL SÁNCHEZ TRASOBARES
OPINIÓNACTUALIZADA 25/05/2019 A LAS 02:00

Hasta ahora, seis eran las comunidades que prohibían la presencia de los animales en los circos.

Cataluña fue la primera en 2015, seguida de Baleares, Galicia y Murcia en 2017, luego vino la Rioja en 2018 y Valencia en 2019, a la espera de que en los próximos meses se aprueben nuevas prohibiciones en Extremadura y en Aragón, donde el proceso está muy avanzado.

Pues bien, ese tan sorprendente como maravilloso espectáculo que es el circo, que desde hace unos años empezó a bajar rápidamente cual niño por un tobogán y que hace las delicias de pequeños y mayores, acaba de recobrar de nuevo protagonismo hoy día, pero ¡ojo!, en el Congreso de los Diputados.

Y es que desde el mismo inicio de la decimotercera legislatura el martes pasado, ha dejado claramente al descubierto la falta de respeto a la propia democracia por parte de los representantes legítimos de la ciudadanía en tal prestigioso recinto, al ofrecer con verdadero descaro ¡ay!, un auténtico show circense, eso sí, con los dos leones fuera.

Etiquetas