Opinión

El arte de gobernar

Por
  • CONCHITA DEL MORAL HERRÁNZ
OPINIÓNACTUALIZADA 02/06/2019 A LAS 02:00

Decía Confucio: "Para que haya un buen gobierno debe haber abundancia de comida, un ejército suficiente y confianza de los súbditos en el gobernante". Me parece bien, pero yo añadiría, "... y andar en verdad", es decir, no manipularla, pues el ser humano busca naturalmente lo verdadero lo mismo en las acciones que en las palabras, ser sinceros, francos, al pan pan y al vino vino. No ser hipócritas, ni engañar, porque es injusto y acarrea mucho daño, pues la mentira enturbia la confianza entre los demás y rompe las relaciones sociales.

Los humanos vivimos en sociedad, pero si falta la confianza entre los que gobiernan con los demás, la sociedad sería un caos y de hecho vemos las consecuencias.

Existen muchas maneras de manipular: la manipulación de la palabra que luego no concuerda con los hechos, la mentira, la hipocresía; y esto es una injusticia; una afirmación contraria a la verdad es grave y más si se hace públicamente.

No podemos presentar lo falso como verdadero. Hay que ser verídicos y justos y esto ha de resplandecer en todas las personas, pero en los gobernantes de una Nación es primordial, pues no todas las leyes impuestas por algunos son así. Por poner algún ejemplo: ¿Acaso son justas las leyes de los tiranos ¿O las que no se preocupan del bien común y solo van a lo suyo Los políticos tienen que tener claro que han de luchar para conseguir la paz social y no ir solo a lo suyo. "El gobernante debe poner su ejemplo ante todos y ser diligente" (Confucio). A por ello.

Etiquetas