Opinión

Winter is coming... Pablo

Por
  • FERNANDO BLANCO GÓMEZ
OPINIÓNACTUALIZADA 04/06/2019 A LAS 02:00

Todo comenzó en 2011 cuando en la política española sufríamos continuas luchas entre 2 dinastías (PP-PSOE) por el control del "Trono de Hierro" y sus 17 Reinos.

Del movimiento 15M surgió ese año un huevo de dragón del que nació Podemos que, forjado también hace 8 temporadas, se autoproclamó como rompedores de cadenas y los que nunca arden… hasta que Monedero, el "Matarreyes" televisivo, salió quemado en su ocultamiento al fisco y abandonó "Roca Dragón" por lealtad a su hermano Pablo. "Las cosas que hago por amor".

El cuervo de tres ojos, que conoce el pasado, el presente y el futuro, apuntaló su alianza con el "gorrión supremo" de Izquierda Unida, pensando que la hoz y el martillo podía forjarse con acero Valyrion. Craso error, Echenique "Lo que ya está muerto, no puede morir".

En toda esta lucha, surgen nuevos herederos del clan Stark-Pujol, en el autonómico trono catalán, hasta que huyó al castillo negro de Waterloo, viviendo desde entonces como un auténtico rey en el norte.

Pero todo lo que empezó con esperanza e ilusión, pronto se vio que era un espejismo. La mujeres rojas fueron sustituidas por el "señor de luz", que seguía engrasando las puertas giratorias de sus socios. La radicalidad, la contradicción y la poca honestidad intelectual se hizo al poder. Quienes renegaban de desembarco del Rey de repente se acomodaron en "Altojardín" de Galapagar, utilizando el mismo lema de "la casta" que antes despreciaban; "nosotros no sembramos".

Incluso ahora intentan torpedear a quien está ayudando a cientos de miles de familias agobiadas por el cáncer, "Amancio Ortega (un Lannister) siempre paga sus deudas", si no es así, ¿Por qué no lo denunciáis en vez de sembrar dudas?

Mira Pablo, el ejército de los muertos "votantes" ha hablado, y si no cambias tu estrategia os espera un invierno que se convertirá en una larga noche, una que puede durar para siempre. El control del trono de hierro no se puede conseguir a cualquier precio, a no ser que quieras que los caminantes te digamos definitivamente en las urnas: "Dracarys"...

Etiquetas