Opinión

Legítimo pluralismo

Por
  • TEÓFILO MARCO
OPINIÓNACTUALIZADA 09/06/2019 A LAS 02:00

"Causa mayor efecto reprensión en el inteligente, que cien golpes en el insensato". (Sentencia de Salomón). Señor Sánchez, secretario general del PSOE, usted parece un hombre inteligente, pues reflexione y no quite la enseñanza de la religión de las escuelas públicas cuando gobierne en España. No caiga en el error de los socialistas marxistas de la II República, pues algunos sectores aceptaban la idea de que la comprensión materialista del hombre excluye toda la referencia a Dios; más aún, obliga a luchar contra esa referencia allí donde aparezca.

Por la legítima pluralidad democrática de los ciudadanos que creemos en Dios, acepte esta especie de reprensión y no sea enemigo de la religión, pues "es dar golpes contra el aguijón", según el sabio refrán, ya que es un legítimo derecho de los padres amparado por la Constitución, que sus hijos reciban la educación que desean: física, intelectualmente, humana, espiritual y moralmente. Porque es un deber de los padres amar a sus hijos, alimentarlos, vestirlos, corregirlos, darles buen ejemplo y procurarles un porvenir humano proporcionado a su estado y condición social.

Recuerden los políticos que el Estado es para las familias, no la familia para el Estado. La familia es una institución natural: es el origen de la vida humana, y el recinto de la educación, vínculo de transmisión normativa moral y religiosa. Están en su legítimo pluralismo los padres que libremente quieren la enseñanza de la religión para sus hijos en las escuelas públicas, pagada en parte con su dinero como contribuyentes al Estado.

Etiquetas