Opinión

Expoforga

Por
  • MARIANO RAMÓN
OPINIÓNACTUALIZADA 17/06/2019 A LAS 02:00

De los tres eventos feriales que me ocupo de proyectar y ejecturar, tan solo uno de ellos, Expoforga, ha sobrevivido al tiempo y este año ha cumplido su treinta y una edición. Los otros dos, Jacasport y Expovina, tuvieron una vida efímera, pues este último murió recién estrenada la demoracia a manos de un comité que asumió el protagonismo de su continuidad. Con esta exposición se pretendía acreditar Huesca como capital del ganado lanar del Valle del Ebro. Y por su parte, y a pesar de los buenos oficios del alcalde Armando Abadías, por la miopía de unos comerciantes y algún concejal que veían peligrar las ventas de prendas deportivas. Se deseaba hacer de esta feria por la que pasaron veinticinco mil visitantes (datos de taquilla) un referente pirenaico de los deportes de montaña, especialmente del esquí. De su trascendencia da fe el hecho de que fuera noticia para la televisión catalana. En el Palacio de Congresos quedó depositada toda la información reunida a partir de cero, así como la pertinente documentación. Expoforga pudo ser el contrapunto en el nordeste español a la Feria Verde de Silleda (Pontevedra), a la vez que se proponía instituir un ente dedicado al aprovechamiento integral del río Aragón, represando sus aguas más arriba de Torrijos y de los pastos alpinos. Todo está en mantillas y en una exitosa feria de promoción comarcal. De sus comienzos guardo buenos recuerdos. Tantos como para sentirme satisfecho por las iniciativas emprendidas en favor de los tres eventos. De Expoforga fui relevado, al parecer, tras haber permitido la presencia de piensos Unzúe de Pamplona, competencia de los piensos elaborados por la Cooperativa Santa Orosia, propietaria de la nave y de los terrenos donde se instalaba Expoforga. No obstante, y una vez más, quiero expresar mi agradecimiento al presidente de lo que entonces era la mancomunidad de la Canal de Berdún y a los cuatro alcaldes de los pueblos que componían esa mancomunidad: Casbas, Lalana de Santa Cilia, Berdún de Berdún, Fanlo de Bailo y Anaya de Puente la Reina.

Etiquetas