Opinión

Sin retórica

Por
  • CONCHITA DEL MORAL HERRÁNZ
OPINIÓNACTUALIZADA 21/07/2019 A LAS 02:00

Me sorprende y me asombra la manera que tienen algunos políticos por defender sus teorías cuando se reúnen con otros que piensan distinto a ellos en la manera de gobernar; por lo general acuden al insulto, descalifican al otro, pienso que esto denota mala educación; se puede exponer lo que uno piensa hacer y dejar al otro que exponga lo suyo con delicadeza.

Sería más positivo, cordial y ejemplar, limitarse a decir lo que uno piensa, pero la verdad, no el engaño para conseguir sus objetivos, con claridad, sin tanta retórica y además, daría a los demás países una imagen de que España es un país civilizado en el que se dialoga y no cabe el insulto.

Es cierto que cada representante tratará de dar a conocer sin tapujos ni mentiras cuál es su proyecto y hará lo posibles para convencer, pero por favor sin ofender al que piensa diferente.

Es que el Congreso debe ser un lugar de diálogo, no un gallinero y donde hay que calibrar el bien de todos los españoles, no solo el propio; apliquémonos el cuento. Presumimos de que estamos en democracia y a veces actuamos como tiranos. Recuerdo el chiste que contaba mi abuelo: en un café, dijo una persona a otra "¿sabes que es la Democracia Mire es hacer cada uno lo que quiera y si no lo haces, te obligan", pues me parece que por ahí van los tiros.

Etiquetas