Opinión

¿Piden respeto?

Por
  • JOSÉ Mª FUIXENCH NAVAL
OPINIÓNACTUALIZADA 09/08/2019 A LAS 02:00

Llegan las fiestas y un año más la ciudad luce el lamentable entretenimiento taurino en su programación. Y un año más, frente a las voces antitaurinas, pedirán respeto los que a sí mismos se llaman "el respetable". Parece que pedir una sociedad más cívica es una falta de respeto. No sabía que el maltrato merece ser respetado.

Por las mañanas buena parte de los incondicionales irán a la iglesia con devoción al santo patrón -lugar donde se predica la misericordia-, y por las tardes disfrutarán del sangriento espectáculo de espadas, rejones y puyas con las mismas artes de sacrificio que un ritual satánico; pero piden respeto para esa hipocresía.

¿Es necesario que esto forme parte de las fiestas? Creo que no. Esto no es una fiesta nacional, ni es una fiesta oscense. Es una vergüenza nacional y una vergüenza oscense.

Rejón de castigo, humillar, barrenar, puntilla, puñal... es el lenguaje del ruedo en boca de quienes sostienen que los toros no sufren. Para las mentes delirantes todo es posible, incluso tener valor torero para pedir respeto ante esta salvajada. Por eso es importante hablar claro: una corrida de toros consiste en encerrar a un animal sin escapatoria y torturarlo hasta la muerte para lucimiento del macho de luces y disfrute morboso de sus palmeros. Y que anteponer la diversión al sufrimiento atroz ya no puede ser aceptado; ni como arte, ni como cultura, ni como fiesta. Cuanto antes se diseñen alternativas civilizadas al entretenimiento, antes viviremos en una ciudad acorde con los valores actuales.

Disfrutar con esto, en Psiquiatría tiene un nombre, pero para la Huesca taurina no parece haber una forma mejor de diversión, y protestar contra eso es una falta de respeto.

Respeto es el recurso que se exige cuando otros, con argumentos de peso, no nos convienen, ¿no les parece?

Que tengan un buen San Lorenzo.

Etiquetas