Opinión

Se va quien fue, es y será, un grande...

Por
  • YASMINA CARBONELL en nombre de Nadadores y familias de la sección de competición del CAH
OPINIÓNACTUALIZADA 11/08/2019 A LAS 02:00

La tarde del pasado miércoles 17 de julio, nos encontramos padres y nadadores en la sede del "hasta ahora" nuestro club de natación, el Club Atletismo Huesca. Nos había citado Iván Navasa, entrenador y director técnico de la sección de natación del mismo. La cita fue por un motivo bastante amargo, ya que nos habían reunido para una despedida. Nos iba a anunciar que dejaba de ser la cabeza visible del club y que se marchaba al Club Olivar de Zaragoza. Como era de imaginar, nadadores y padres mostramos nuestro desacuerdo y nuestra rabia entre lágrimas y voces entrecortadas por la emoción, ya que pensamos que esta última temporada de natación habíamos conseguido más éxitos.

Pero no sólo nos hemos fijado en lo deportivo, ya que en este club la mayoría de nosotros nos hemos convertido en amigos, forjándonos desde pequeños en los valores que nos aporta el deporte. Esta temporada ha sido muy especial, ya que con la llegada a dicho cargo de Iván, hemos visto que salíamos más a competir cada fin de semana, que aprendíamos que además de nadar también tenemos que realizar un ejercicio físico para completar un buen entrenamiento, que quedábamos para merendar después de entrenar en vacaciones de Navidad, que acudíamos a torneos amistosos para crecer como competidores, que realizábamos escape-room como técnica grupal y conseguir que todos, mayores y más pequeños, fuéramos una piña.

Todo esto y más cosas que dejamos de nombrar, no se hubieran llevado a cabo si no hubiese sido por este joven entrenador y gran nadador anteriormente del mismo club. Gracias a él, nuestros hijos han conocido valores como el esfuerzo, la capacidad de superación, la recompensa tras los éxitos, la importancia de la nutrición en la competición, la constancia, la rivalidad deportiva, la amistad, la responsabilidad, la exigencia personal? Iván, has demostrado con tan sólo 23 años, que eres capaz de liderar un club de unos 150 nadadores, de entrenarlos a un gran nivel, de realizar un evento deportivo que ha movido a más de 800 participantes sólo con la ayuda de tus nadadores, familias y amigos, de que nuestros hijos aprendan cómo se hacen los volteos y mil cosas y, sobre todo, de "envenenarlos" de tu pasión por la natación? todo gracias a tu tesón, constancia, paciencia y tenacidad.

Por lo tanto Iván, tanto padres como nadadores, sólo podemos darte las gracias por este breve tiempo que nos has regalado y, desearte que, en esta nueva etapa que comienzas, tengas muchísima suerte y continúes creciendo como lo que eres, un gran amigo y entrenador.

Nosotros, de momento aquí seguimos, esperando información sobre el porqué de tu salida del club y una reacción de la junta directiva para saber cuál va a ser el futuro de nuestros hijos dentro del mundo de la natación; ya que hasta el momento, la única vez que hemos visto a la persona que se encuentra al frente de esta sección en la junta directiva, fue cuando tomó posesión de su cargo y se presentó ante los nadadores. Y con esto lo decimos todo.

Gracias Iván, sentimos que hayas tenido que despedirte "solo" y sin el apoyo o respaldo de la junta directiva en esta difícil situación. Nadie merece terminar así y menos cuando tu labor ha sido magnífica.

Etiquetas