Opinión

El Rey, las Fuerzas Armadas y la Constitución

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 07/01/2020 A LAS 01:00

Reflejo de una sociedad moderna, capaz y solidaria, que sabe reconocer y agradecer siempre vuestro compromiso con el interés general de nuestra nación. Así definió Felipe VI a las Fuerzas Armadas y a la Guardia Civil en el acto de la Pascua Militar en la que quedaron expresadas, de forma taxativa e inequívoca, la naturaleza y el papel de uno de los grandes soportes del Estado de Derecho. El monarca, con su fajín de Capitán General de estas instituciones, manifestó en su intervención la incontrovertible línea que une a España y a quienes auspician con su desempeño la garantía de la Defensa y la Seguridad, conceptos sin los cuales no se puede entender la democracia ni el bienestar de los ciudadanos. Es la Constitución, como ordenamiento elaborado, desarrollado y votado por los españoles, la ligazón de todo este ecosistema virtuoso que hay que preservar frente a quienes prefieren la desunión a la convivencia y a quienes establecieron sus pretensiones a través de los brazos de la violencia. Los mismos que anteayer, para desazón de muchos, insultaron gravemente al jefe del Estado y a nuestro propio sistema constitucional ante una desafortunada inacción del partido que aspira a gobernar desde hoy este país.

El Rey, como las Fuerzas Armadas, han demostrado a lo largo de la historia de nuestra actual democracia una lealtad hacia sus principios y hacia los ciudadanos con sus actuaciones en el entorno más próximo y en los más remotos desiertos. Por su trabajo en emergencias y situaciones complejas dentro de España, se han ganado legítimamente la admiración de sus beneficiarios. Por la labor más allá de las fronteras, han sembrado el gran prestigio que toda España ha cosechado. Con firmeza y serenidad, con la fidelidad que todos debemos hacia ellos.

Etiquetas