Opinión

Educar la conciencia

Por
  • CARMEN BARDAJÍ
OPINIÓNACTUALIZADA 22/01/2020 A LAS 01:00

No sé qué está pasando pero son cosas muy raras. Uno va de viaje, ya sea en tren, en avión, o en cualquier medio de locomoción y lo marean que es un gusto. Pasa la maleta por la cinta, la mochila, el jersey que llevas por encima? porque se ve que ahora tienes que tener mala pinta para para que te dejen pasar tranquilamente por las aduanas y todo tipo de cintas mecánicas. Con dieciséis años, si quieres, ya puedes ir a abortar sin el permiso de los padres y, sin con dieciocho años quieres confesarte, entonces sí que es con el permiso de los padres. Que las tablas de la ley hace mucho, mucho, que están hechas. La gente en general ya no sabe a quién hacer caso, como hemos estado tanto tiempo viviendo de forma light, ahora nos viene todo nuevo y de lleno. Qué importante es la conciencia, la buena conciencia. Cuando elijo un mal como un bien, pues la conciencia se pone al orden del mal, y tenemos que cumplir unas normas. El mundo, siempre está en movimiento y lo que era antes, ahora ya no es y al contrario. Está todo revuelto, pero por otra parte, cerramos los ojos y la conciencia y parece que todo es una maravilla. Pues nada, aquí unos años mientras Dios quiera y a otra cosa mariposa.

Etiquetas