Opinión

Reivindicar Plhus

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 27/01/2020 A LAS 01:00

Cuando una infraestructura languidece, supone un esfuerzo hercúleo no ya impulsarla, sino mantenerla. Seguramente, con la perspectiva, en 2022 valoraremos en su justa medida la apuesta que realizó en su origen Decathlon y posteriormente las compañías que han decidido instalarse en la Plataforma Logístico Industrial de Huesca, como posteriormente hicieron otras compañías. El nacimiento de este área pensada en la especialización en uno de los ejes estratégicos, el que se encarga de favorecer a través del conocimiento y la innovación la distribución y el transporte optimizando los costes y, consecuentemente, haciendo accesibles muchos productos a través de la racionalización de su reparto, topó con una crisis que repentinamente afectó a su competitividad y a su capacidad de atraer inversiones.

Hoy, por la concurrencia de empresas líderes en sus respectivos sectores, referenciales en el conjunto de la economía aragonesa, la percepción de la plataforma ha abandonado sus grises y el anuncio de Amazon Web Services la ha situado en la gran oportunidad de erigirse en centro de un espacio diferencial de nuestra ciudad junto a la tecnológica Walqa, el vivero de empresas del CEEIAragón y el valor de la formación de la Escuela Politécnica Superior. Una concentración de servicios y de expectativas que ha de ser aprovechada por las instituciones para lanzar un mensaje sugerente para congregar más compañías no sólo de la ciudad, sino también de otras comunidades vecinas y, por supuesto, de España y Europa. Plhus, además de su objetivo productivo y logístico, ha de alzar su imagen a la consideración de "apetecible" en el marco de una capital reconocible por su calidad de vida y por unas condiciones excelentes para engendrar riqueza y empleo de calidad.

Diario del AltoAragón

Etiquetas