Opinión

¿Y si descentralizamos todos

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 09/02/2020 A LAS 01:00

E N ALGUNOS SECTORES, ha sido bien acogida la propuesta del presidente del Gobierno de Aragón de la capitalidad compartida del Ministerio de Transición Ecológica, como otras carteras pueden ser gestionadas en común con otras comunidades. Dentro de una evolución administrativa ordenada, racional y sin estridencias, con la búsqueda de la eficiencia frente a la apetencia, es un modelo que se puede estudiar siempre en el marco ineludible de la Constitución.

Pero, puestos a ahondar en el terreno de la coherencia, ante esta nueva sensibilidad tienen una extraordinaria oportunidad tanto el cuatripartito en el ejecutivo aragonés como la oposición para analizar detalladamente las opciones y las bondades de contribuir a la descentralización de la comunidad seguramente más desigual demográficamente de España con similares fórmulas para Huesca y para Teruel, que con total certeza verían con buenos ojos la llegada de instituciones que reforzaran su actividad. Las capitales segunda y tercera de Aragón tienen unas especificidades lo suficientemente atractivas como para concebir que determinadas titularidades recayeran en ellas, no de forma general como sucedió en la Vitoria que se disparó con la capitalidad de Euskadi que la lanzó como un cohete hacia un desarrollo muy potente, pero sí pensando en las competencias que se adaptan a sus características.

En la querencia de mirar a Madrid para señalar los vicios y defectos del centralismo, olvidamos en nuestros respectivos territorios que probablemente sostengamos querencias centrípetas y ni siquiera nos planteamos no abandonar a la suerte de los designios del mercado a nuestros entornos. En el equilibrio está la vertebración, y en la vertebración la igualdad de oportunidades de todos. Pensemos... y actuemos.

Diario del AltoAragón

Etiquetas