Opinión

Dedicado a Gloria Castro

Por
  • JOSE LUIS PARICIO CASADO
OPINIÓNACTUALIZADA 20/03/2020 A LAS 01:00

Eran fiestas de Binéfar. En septiembre hará dos años. Llegaba de la sesión de rehabilitación en el Hospital de Barbastro, a las que acudo con ganas. En aquel momento estaba recién intervenido de dos operaciones muy severas de columna, y las secuelas de dolor obligan a rehabilitar de forma continua en diferentes etapas a lo largo del año. No era mi mejor día, el dolor en pleno arranque festivo sacudía con fuerza, y mi habitual sonrisa, de la que siempre me habláis la gente que me queréis se había borrado. La mirada estaba directamente fija en el suelo, "no pasa nada, tenemos dias buenos y malos, y quienes hemos pasado por momentos de nuestra salud muy delicados lo sabemos José Luis", era Gloria, quien con el cariño que nos profesamos, asintió "te vas a incorporar a la Asociación Contra el Cáncer y te verá Rosa, nuestra psicóloga"... Solo puedo decir que esa conversación cambió mi vida y mi ánimo, "el cariño de mis compañeros de la Asociación contra el Cáncer y de Rosa, la psicóloga, devolvió la sonrisa a mi rostro, mi percepción de la vida y tener conciencia de que si tienes un día malo no pasa nada". Como contaba en el pregón de fiestas del pasado año, "un día un ángel que se llama Gloria me llevó a la Asociación Contra el Cáncer". Gloria está pasando por un momento de profundo y terrible dolor, y quería con este pequeño escrito mandarle todo el cariño y apoyo mío y de los compañeros de la Asociación Contra el Cáncer. Decirle una vez más gracias, mandarle un abrazo gigante y que estamos para lo que haga falta.

Etiquetas