Opinión

Teatro continuo

Por
  • TEÓFILO MARCO ESTELLA
OPINIÓNACTUALIZADA 26/03/2020 A LAS 01:00

Dicen que el teatro tiene sus orígenes en la Grecia del S. VI a. C., en las fiestas en honor a Dionisio, que se celebraban en primavera (dentro de la ciudad) y en otoño (a las afueras de la ciudad). Duraban cinco días.

Algunas personas de cierto colectivo, hacen teatro continuo. Por ejemplo, la conexión entre comunismo y la ideología de género. Por sus paradojas, como el hecho de que Che Guevara se haya convertido en un icono del movimiento LGTBI, pues, en 1959 después de la Revolución comunista, el mismo Che creó el campo de concentración de trabajos forzados para homosexuales, bajo el lema: "El trabajo os hará hombres".

Los actores del teatro griego llevaban una máscara, parece ser que los dirigentes del movimiento LGTBI, no se quitan la máscara de simpatía hacia el comunismo, cuando éste en los países que ha ejercido el poder nunca ha visto con buenos ojos, ni ha tolerado, y hasta perseguido a personas de su colectivo. Así que teatro continuo. A ver si va a ser verdad lo que dicen algunos, que sus dirigentes reciben dinero del comunismo; porque a este le interesa por fines políticos, ideológicos, que este colectivo LGTBI exista en los países no comunistas.

Teatro y paradoja grande sería que, la iglesia rusa convirtiera en un icono a Stalin, que ha sido uno de los más feroces perseguidores de la idea de Dios. El comunismo ateo en el poder usó la muerte, la prisión, el GULAG, la propaganda, educación y coacciones sociales y políticas en carreras, empleos y promociones, para arrancar la fe de las personas.

Etiquetas