Opinión

Agradecimiento

Por
  • Esposo,hijos,nietos y biznietos de Ángeles Cambra Fustero
OPINIÓNACTUALIZADA 30/03/2020 A LAS 02:00

Si ya es difícil perder a un ser querido en cualquier momento y circunstancia, aún lo es todavía más, cuando se está en plena cuarentena por un problema sanitario mundial sin precedentes.

Pero es en las situaciones de este calibre cuando te das cuenta de lo maravilloso que puede llegar a ser el ser humano.

Es por ello que queríamos agradecer la profesionalidad y, por encima de todo, la calidad humana de las personas que atendieron a nuestra abuela, en sus últimos momentos y en su despedida.

Primeramente, dar las gracias, a Nati y a Virginia; la médico y enfermera de Alberuela de Tubo; a veces la falta de recursos sanitarios en el medio rural, son suplantados por el buen hacer y la dedicación de los que lo conforman. Por sus atenciones y visitas continuadas, Gracias.

También al Servicio de Paliativos del Hospital San Juan de Dios, concretamente a Javier y Celia; por su serenidad, por transmitir tanta tranquilidad y por hacerle más fácil su final. Pudimos vislumbrar todo vuestro afecto bajo vuestros EPIs.

Transmitir exactamente las mismas palabras a don Antonio, el párroco de la localidad, a los encargados de la Funeraria Hermanos Giral (Sariñena), a la Floristería Canales (Sariñena) por el especial trato y por cubrir el domicilio familiar de infinidad de flores que iban llegando. También, aun bajo sus protecciones y manteniendo las distancias protocolarias percibimos todo su cariño.

Es muy difícil tener que contar con los dedos de la mano las personas que despedirán a alguien tan querido. Sabemos que, para otros: familiares, amigos y allegados, también debió ser complicado tener que quedarse en casa y no poder acompañarla. Gracias por vuestras llamadas y mensajes sin límite.

Al pueblo de Alberuela de Tubo, millones de gracias, por salir a vuestras puertas y ventanas a decirle adiós entre aplausos. Eso dice mucho de vosotros y también, de ella.

Estimados profesionales, queridos familiares y amigos, para todo esto no hay palabras. Esperamos, que un día no muy lejano podamos despedirla como se merecía.

Esposo, hijos, nietos y biznietos de Ángeles Cambra Fustero

Alberuela de Tubo (Huesca)

Etiquetas