Opinión

Revisión necesaria

Por
  • ENRIC BARRULL CASALS
OPINIÓNACTUALIZADA 04/04/2020 A LAS 02:00

La lucha contra la violencia sexual es un desafío. Por eso es deseable que cuando un Gobierno se decide enfrentar un asunto como este lo haga contando con los mejores juristas, psicólogos, asociaciones de víctimas de violencia sexual y agentes sociales expertos en la materia.

En España, el actual Gobierno parece haber optado por la prisa. En manos de la ministra Irene Montero, titular de Igualdad -asistente a la manifestación del 8M y, por cierto, contaminada de coronavirus-, el proyecto de ley de garantía integral de la libertad sexual ha sido más bien fruto de la improvisación y, desgraciadamente, también de la incompetencia. Eso es lo que los expertos alegan para explicar sus reservas y críticas a un proyecto de ley reactivo y poco respetuoso con cuestiones básicas como la presunción de inocencia que en un marco legal garantista debe suponerse de cualquiera hasta que no sea probado lo contrario. Por lo cual requiere una revisión.

Etiquetas