Opinión

A tu lado, siempre, hijo mío

Por
  • PILAR CALLÉN RAMÓN
OPINIÓNACTUALIZADA 09/04/2020 A LAS 02:00

Desde que eras pequeño, muy pequeño, Alberto, soñaste con ser médico. Y lo conseguiste... Terminaste tu grado, aprobaste el MIR y decidiste hacer la especialidad de Medicina Intensiva. Elegiste la UCI del Gregorio Marañón de Madrid como hospital de referencia porque querías aprender con los y las mejores especialistas de la Sanidad Pública.

Y ahora te encuentras en el centro del huracán, en el centro de la pandemia, en el centro de este virus monstruoso llamado Covid-19, responsable de destrozar tantas vidas y tantas familias.

Quién te iba a decir a ti que en tu proceso de aprendizaje-residencia ibas a tener que sobrevivir a esto, que sobrevivir a tantas muertes y tanta desolación a tu alrededor.

Debemos aprovechar este momento para convertirlo en oportunidad. Es difícil decir esto y más llevarlo a la práctica, pero debemos aprovechar para seguir creciendo, para ser mejores personas, para soñar que podemos conseguir un mundo más justo e igualitario.

Tenemos que aprender a situar a las personas en el centro de la vida, en el centro de los cuidados. Tenemos que querer más y mejor este mundo en el que vivimos. Tenemos que reforzar y hacer más fuertes los servicios públicos en general y sobre todo a la Sanidad Pública. Si no lo hacemos el esfuerzo de tantos millones de personas no habrá servido para nada.

Estoy segura que lo vas a dar todo, que vas a dar lo mejor de ti junto con tus compañeros y compañeras, muchos de ellos médicos aragoneses y también de Huesca, porque sois lo mejor de la Sanidad Pública, grandes profesionales y mejores personas.

Espero verte pronto, pero hasta que eso pase, hasta que ese día llegue, recuerda tu compromiso con las personas que en estos momentos más te necesitan.

¡Mucha fuerza, mucho ánimo y mucha salud!

Etiquetas