Opinión

No descuidemos el mensaje

Por
  • ALBA MARTÍN AMARO
OPINIÓNACTUALIZADA 13/04/2020 A LAS 02:00

Ya sea durante la carrera o en la propia redacción, a los periodistas se nos dice eso de cuidar el mensaje. Llevar adelante un tratamiento informativo, en el que cabe prestar atención tanto a las fuentes como a la transmisión del contenido. Y es que somos una herramienta clave para la sociedad (eso es algo innegable) y, por ende, nuestras palabras influyen al público que nos lee, escucha o ve. De este modo, tras leer su noticia "De Huesca a Barbastro para que la pareja pueda estar en el parto", considero que el enfoque no es para nada el más acertado. Y le hablo como periodista y mujer rural: no hay que propiciar que ninguna parturienta de Huesca capital acuda a dar a luz al hospital de Barbastro. Es un acto irresponsable: En primer lugar, durante un Estado de Alarma -como bien sabemos-, viajar no está permitido. Y esto también incluye, por supuesto, el desplazamiento que la parturienta deba realizar hasta su hospital. Porque, a pesar de que es un derecho de la mujer acudir a cualquier hospital de su comunidad para dar a luz, estamos en Estado de Alarma y lo normal, ahora, se queda en papel mojado.

Si queremos ser ciudadanos responsables y sensatos, tenemos que acudir a nuestro hospital de referencia es decir, al más cercano de casa. Y si vive usted en Huesca capital, evidentemente, tendrá que acudir al San Jorge.

Asimismo, cabe destacar dos asuntos importantes: por un lado, que la normativa vigente, en esta época de crisis, está en constante cambio y, por el otro, que cada hospital se rige por su propio protocolo.

Es decir, que si usted es una de las que ha optado por viajar hasta Barbastro para que su pareja pueda acompañarla, no se sorprenda si el personal sanitario le dice que debe entrar sola al paritorio. Así que no sea usted egoísta, por favor, y vaya a parir donde le corresponde.

Porque los medios de comunicación nos jactamos de apoyar el #QuedateEnCasa y que los ciudadanos cumplamos con las medidas del Gobierno. Pero es que con estas informaciones estamos instigando a todo lo contrario.

Porque no se nos olvide que el hospital de Barbastro es un hospital comarcal, por lo que los medios no son cuantiosos, ni mucho menos. Y si ya su plantilla es menor que la de San Jorge, añadirles trabajo extra solo irá en detrimento de eso que nos encanta alardear y compartir en nuestras stories de Instagram: defender una sanidad pública y unos profesionales que, a pesar de las vicisitudes, siempre están dando el callo como el que más. Y, encima, lo hacen encantados...

Etiquetas