Opinión

Pasear

Por
  • ANTONIO NADAL PERÍ
OPINIÓNACTUALIZADA 23/04/2020 A LAS 02:00

Si rectificar es de sabios, ¿es más sabio el que rectifica pronto que el que rectifica tarde En cuanto a las condiciones para la salida de los niños durante el confinamiento a partir del domingo, el Gobierno rectificó en pocas horas. La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, anunció muy convencida que los niños menores de 12 años podrían salir de casa con sus padres para ir a un supermercado, farmacia o entidad bancaria.

Ante la crítica de partidos políticos, padres y organizaciones sanitarias, el ministro de Sanidad, Salvador Illa (es curioso que su nombre sea tan adecuado para el ministerio de la salud y que su apellido esté incluido en la palabra "mascarilla") rectificó la decisión: podrán salir a pasear los menores de 14 años (6,8 millones de ciudadanos) acompañados de sus padres sin necesidad de ir a comprar.

En su favor y en contestación a las críticas que lo califica de improvisar y causar confusión, dijo que este Gobierno escucha a los expertos y a la sociedad. Añadió, para aclarar la situación, que "dar paseos es dar paseos", precisión muy necesaria para que los tontos de los españoles lo entendamos. Podría haber sido más explícito y decir que "pasear es ir andando por distracción o por ejercicio", como dice el diccionario de la Academia.

Tal vez después de dar el primer paseo no les interese a muchos niños repetir la experiencia dadas las condiciones que se les imponen: mantener la distancia, no jugar con otros niños, tiempo limitado. Es una libertad condicional poco agradable. El ministro debería explicar asimismo si es compatible pasear con el perro y el niño a la vez o si se permitirá dar un paseo con el perro y otro paseo con el niño para estar más tiempo en la calle. Yo he visto a algunos vecinos de mi barrio pasear con ambos juntos y por separado. Por parte de las autoridades hay que ser muy preciso sobre lo que está permitido y lo que está prohibido para no cometer una infracción y ser sancionado, pues las multas por incumplir el confinamiento son muy elevadas.

También debería explicar el ministro qué clase de paseo se aconseja o se permite, pues existen varios estilos de caminar, andar o pasear. Investigadores científicos determinaron que existe una relación entre la forma de caminar y la personalidad. Psicólogos estadounidenses establecieron en los años 80 dos grandes formas de caminar o pasear: con un ritmo más dinámico, más vaivén de las caderas, movimiento de brazos más acentuado y pasos rápidos; o ritmo rígido y lento, con el cuerpo más inclinado hacia adelante.

Etiquetas