Opinión

Las sanciones por el coronavirus

Por
  • ANTONIO VALDÉS PALACIO
OPINIÓNACTUALIZADA 12/05/2020 A LAS 02:00

El talante social de nuestro gobierno que apoyaba la creación de una clase media y acabar con los seres humanos que viven bajo el umbral de la pobreza se lo han saltado literalmente con la aprobación de sanciones por el incumplimiento de la normativa del estado de alarma. Para ser que dicen que son los aliados del pueblo, deberían haber equiparado las sanciones en función de la renta de las personas, como se hace con los delitos leves que pasan a ser tratados como sanciones administrativas. En este caso, incumplen sus promesas políticas de apoyar al débil y hacer pagar más impuestos a las rentas más altas con la apología que han hecho en su programa electoral para llegar al poder. No hay que ser tan estrictos y dar un poco de manga ancha porque la ciudadanía se comporta muy correctamente y las calles están prácticamente vacías. Desde aquí, hago un llamamiento a las Fuerzas del Orden Público para que sean tolerantes con la gente y solo denuncien cuando vean reincidencia. Nuestro poder ejecutivo, con esta normativa, apoya a los ricos que igual les da pagar 600 que 3.000 euros y se saltan la ley porque eso para ellos es calderilla, pero para un obrero es la ruina.

Los verdaderos infractores son ustedes que, con su dejación de funciones, han cometido un delito contra la salud pública y están imponiendo sanciones coercitivas de vergüenza. Si fueran unos ciudadanos de a pie, estarían en la cárcel con prisión sin fianza. Junto a ustedes, el equipo de asesores que tienen para gestionar el país también debería correr la misma suerte ya que la gestión de la crisis y las medidas que toman son desastrosas dando a entender que los han colocado a dedo por amiguismo y no saben hacer la O con un canuto.

Señor Pedro Sánchez, su equipo de gobierno y asesores, pónganse las pilas uniéndose con el resto de partidos para sacar sus decretos ley porque ustedes solos no dan pie con bola. La unión hace la fuerza y más ven cuatro ojos que dos. Haga esto porque, si no, cada día habrá más muertos, que es lo más triste de esta pandemia, pero a la vez la situación económica llevará a la ruina del país creando muertos en vida viviendo bajo el umbral de la pobreza. Sus decretos vulneran los derechos humanos de todos los españoles. Únase con todos los partidos y con sus asesores para tomar medidas coherentes. De lo contrario, si sigue con su tozudez y falta de diligencia, su obligación sería dimitir.

Yo, y todos los españoles, sabemos que la situación es muy grave y todos los gobiernos del mundo se han equivocado. El pueblo español está dispuesto a perdonarle, y yo también con la condición de que se involucren con el resto de formaciones y así, consensuando opiniones, llegaremos a ver la luz en este túnel oscuro e imprevisible que es el coronavirus.

Etiquetas