Opinión

Galgos o podencos

Por
  • ANTONIO CARRERAS
OPINIÓNACTUALIZADA 26/05/2020 A LAS 02:00

Como era de esperar por el sector ganadero de ovino, los análisis a los animales muertos el día 30 en Sierra de Tardienta, con un saldo final de 28 ovejas muertas y 12 heridas, atribuyeron a perros, una vez más, pero nunca aparecen ni nadie ve. Siempre ha habido ataques de perros al ganado, pero en la mayoría de los casos se descubren, porque al contrario del lobo que es esquivo -suele actuar de noche ocultándose de día-, los perros se dejan ver y por el monte andan agricultores, cazadores, ganaderos o paseantes. El 25 de abril del 2018 la Consejería de Desarrollo Rural y Sostenibilidad informa de que entre el 25 de marzo del 2017 y el 3 de abril del 2.018 en Aragón hubo 9 ataques de perros al ganado, y pone el lugar y los animales muertos. Lo que no dice es que de 9 ataques 6 son en Los Monegros, la comarca donde actúa el lobo.

Desde la primavera del 2017, cuando se presentó aquí este animal, se han atribuido a los perros unos 25 ataques al ganado, el doble que en las 32 comarcas restantes de Aragón. ¿No hay ganadería de ovino y perros en todos los sitios ¿Por qué el 70% de los datos de estos animales ocurren en el área de influencia del lobo Según una información, el Inaga autorizó en 25 ocasiones la caza de perros asilvestrados entre 2015 y 2016. ¿Por qué no se hizo lo mismo en los primeros ataques a los rebaños, cuando todavía no se hablaba de que podía haber un lobo Ni hicieron batidas ni intenciones por otros medios recogieron al causante de esas matanzas. Desde el primer momento alguien sabía que el autor de los ataques era un lobo, primero lo ocultaron, luego trataron de que no se hiciera nada, con la promesa de que colaborarían en tratar de coger al autor de las masacres, algo que no tuvieron, pero consiguieron pararlo y ganar tiempo, hasta que en junio ya saltó la noticia de que el autor de las matanzas a los rebaños de Monegros era un lobo, joven y de raza italiana. Muchos nos preguntamos cómo ha llegado a esta comarca desde Italia, Monegros no es el mejor lugar para el asentamiento de esta fiera. Sí que es verdad que cuando los lobos dominaban la tierra, también había en las sierras monegrinas, pero estaban en todos los sitios.

En cuanto a lo que se dice desde algunas asociaciones ecologistas de que los ganaderos les echan la culpa de los ataques al lobo para cobrar, más bien al contrario, la gran mayoría tienen un seguro que lo que les cubre es el ataque de perros, no el de lobo, de este se tiene que hacer cargo la Administración.

La Administración tiene que resolver los ataques a los rebaños, dar una explicación clara de lo que sucede, hacerse cargo de los daños y no echar la culpa a fantasmas. La ganadería extensiva lo demanda, de lo contrario, señor Consejero de Desarrollo y Sostenibilidad, usted y su departamento quedarán en entredicho. A los perros lo que es de los perros y al lobo lo que es del lobo.

Etiquetas