Opinión

Día de las Fuerzas Armadas

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 31/05/2020 A LAS 02:00

Para defender tu libertad. Para garantizar tu seguridad. Para salvar vidas. Los tres epígrafes de un audiovisual que, con motivo del Día de las Fuerzas Armadas, explica someramente la trascendencia capital para el Estado de Derecho, para la democracia y para todos y cada uno de los españoles. Son, a fecha de hoy, las instituciones más valoradas, y es que contraponen con sus valores de salvaguarda de la legalidad las prácticas espurias de quienes pretendan cercenar su autoridad, misión imposible, y quienes sostengan la equívoca idea de utilizarlas. Es tal su historial de servicio a España y sus ciudadanos, tan denso y meritorio, que cualquier intento de deslegitimarlas coloca contra el espejo de la inepcia y de la estulticia a quienes incurren en tamaña irresponsabilidad. Algunos de los pronunciamientos y de los episodios de los últimos días chocan contra una roca que no se erosiona con la ignorancia ni con las maledicencias.

La atmósfera de admiración que rodea a los ejércitos, a los cuerpos policiales y a la Guardia Civil es impenetrable a la manipulación. Su comportamiento durante la crisis sanitaria que estamos padeciendo ha oscilado entre lo esencial y lo heroico, con una exhibición de eficiencia descomunal no sólo en la instalación increíble en 48 horas de un hospital en el recinto ferial de Madrid, sino en el control de los flujos ciudadanos, en la asistencia a los colectivos más vulnerables, en la desinfección de los espacios comunes y en todos los cometidos que han ejercido con abnegación, sacrificio, desprendimiento y acierto. Ayer, día marcado en el calendario de Huesca porque se tenía que celebrar el Día de las Fuerzas Armadas, supimos con alborozo que 2021 será el año en que les podamos ovacionar. Y ayer, con su Capitán General, el Rey, volvimos a sentirnos orgullosos de ellas. Sin límites.

Etiquetas