Opinión

El IRPF contra los pensionistas

Por
  • PEDRO CAMARERO
OPINIÓNACTUALIZADA 01/06/2020 A LAS 02:00

Hoy es mi día fiscal, en el que me enfrento en el ordenador a mi declaración de IRPF, a lo que ha tenido a bien prepararme la Agencia Tributaria, para recordarme que Hacienda somos todos, claro que, unos más que otros.

Los pensionistas pagamos IRPF de nuestra pensión, pese a que es obvio que no son rendimientos del trabajo.

También, cómo no, de los rescates mensuales de nuestros planes de pensiones, esos que durante años nos han venido convenciendo que eran necesarios para complementar nuestra futura pensión, pero de los que vuelven a cobrar IRPF, como si fueran rendimientos del trabajo también, cuando está claro que tampoco lo son.

Mientras, nuestros parlamentarios no tributan por IRPF un tercio de lo que cobran, y además están exentas las dietas para alojamiento (no olvidemos que son 1.800€ al mes para los parlamentarios por provincias que no sean Madrid, aunque tengan vivienda propia en la capital), y tienen garantizada pensión máxima con dos legislaturas, no como muchos de los que los mantenemos, que hemos trabajado y cotizado más de 47 años.

Siempre retraso la cumplimentación hasta final de mayo, aunque ya espero, como todos los años, un resultado fácil de adivinar. Es una especie de autodefensa para que el enfado, cada año mayor, llegue un poco más tarde.

Creo que va llegando la hora de que los pensionistas nos organicemos y exijamos, donde corresponda, que no tributemos por lo que no nos corresponde.

No tenemos rendimientos del trabajo: Tenemos pensiones y en algunos casos planes de pensiones con rescate mensual. No es procedente la carga fiscal abusiva que se soporta por un concepto por el que tributamos de modo incorrecto.

La pensión no es un salario, no es rendimiento del trabajo, y los rescates mensuales, en su mayor parte, ya tributaron por ingresos salariales en su día, sin tener en cuenta la desgravación fiscal que favorecía hasta un determinado importe, por lo que en la mayoría de los casos ahora se produce una doble tributación.

Ya es hora de hacer algo. Exigir a los partidos políticos que contemplen en sus programas una tributación justa y reduzcan al máximo o eliminen el IRPF en pensiones y rescates mensuales de planes de pensiones.

Estoy seguro de que si nos organizáramos y presentáramos una reclamación ante los tribunales de la U.E. sería estimada y obligaría a España a legislar fiscalmente de forma distinta con los pensionistas.

Tendremos que promoverlo.

Etiquetas