Opinión

Digna Solidaridad

Por
  • MARGARITA FRANCO SANAGUSTÍN
OPINIÓNACTUALIZADA 02/06/2020 A LAS 02:00

Recuerdo cuando los oscenses protestaban porque Huesca era una ciudad de funcionarios, gente estable sin necesidad de progresar.

Creo que en situaciones como la actual veremos la otra cara de la moneda, la sostenibilidad, el que la ciudad no dependa de ingresos exteriores para su mantenimiento por contar con ingresos fijos que pueden mantener familias enteras´.

La industria que queda en Huesca es tan imprescindible que no debería de tener problemas para continuar y lo mismo ocurrirá con la mayor parte de empresas del sector servicios.

Sinceramente siento muchísimo todos los autónomos y trabajadores erte que están teniendo problemas. Será cuestión de entre todos buscar soluciones que den paso a la creación y a la innovación, paliar necesidades reales.

No esperemos ayuda de los políticos que, si bien es posible, no es probable que llegue cuando las oficinas del Ayuntamiento llevan dos meses y medio cerradas.

Tenemos estructuras de voluntariado, acudamos a ellas.

Hoy deberían de ser las fiestas de mi barrio, María Auxiliadora, que no se van a celebrar, ni en Junio las de los barrios Perpetuo socorro y San Pedro, en Julio las del barrio de Santiago, ni en Agosto las patronales de San Lorenzo.

Todas ellas estaban ya presupuestadas. Ayudemos a las asociaciones de barrio y a las Peñas laurentinas, por ejemplo, a solicitar que esta ingente economía no se la quede el Ayuntamiento, que no sea un "... y lo que sobre pal bolsillo", que se reparta en ayudar a las familias de trabajadores que estén alcanzando niveles de pobreza.

Mostremos nuestro "Juntos podemos". Que se paguen salarios de servicios extraordinarios de ayuda a lustrar la ciudad, que se recopilen las necesidades urgentes en ámbitos variados, que mucho se podría conseguir.

Seamos eficaces además de solidarios.

No a la limosna, sí a la dignidad del salario.

Etiquetas