Opinión

Un paso adelante del Banco Central Europeo

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 05/06/2020 A LAS 02:00

Una de las sorpresas más gratas de los últimos tiempos viene propiciada por el comportamiento del Banco Central Europeo y su nueva presidenta, Christine Lagarde, quizás porque sus precedentes en el Fondo Monetario Internacional no auguraban demasiada empatía con los países más castigados por la crisis del coronavirus, quizás porque no tenía una tarea sencilla en la sustitución de Mario Draghi, que se mostró durante su mandato en la entidad comunitaria como una personalidad capaz de exhibir flexibilidad ante la propia diversidad de la Unión Europea que, consecuentemente, demanda respuestas diferentes a problemas distintos dependiendo de los países. Ayer, anunciaba la incorporación de otros 600.000 millones de euros al Programa de Compras de Emergencia para Pandemias que nació con 750.000 millones, a la par que prorrogaba la acción hasta verano de 2021.

Definió bien la mandataria financiera europea la coyuntura, una contracción sin precedentes, para explicar la adopción de medidas y cuantías excepcionales. Y vaticinó que, aunque la recuperación no será en la V anhelada, sí que ha pasado lo peor y es probable que en la segunda mitad de este año se perciban síntomas de avance. Independientemente de que en su faceta augur fue una de las que más pinchó en su etapa de presidenta del FMI, la actual rectora del Banco Central Europeo ha favorecido el frenado al descalabro y los mecanismos para invertir la tendencia. El resto, depende de cada país, de su voluntad de obrar con el máximo rigor, de la seriedad para no disparar la deuda hasta extremos inasumibles y de la búsqueda de los consensos para mejorar la economía, que es tanto como garantizar el bienestar de las personas.Diario del AltoAragón

Etiquetas