Opinión

¡Queremos un nuevo centro de salud!

Por
  • COORDINADORA DE ASOCIACIONES Y ENTIDADES DEL BARRIO PERPETUO SOCORRO
OPINIÓNACTUALIZADA 08/06/2020 A LAS 02:00

Llevamos unos días felicitándonos por el nuevo centro de salud de Huesca. Parecía que abría con algunas consultas (pediatría, matrona y extracciones...). ¡Enhorabuena, Huesca! Aunque luego nos enteramos de que se posponía su apertura.

Alegría no obstante contenida. Se dejó de lado, una vez más, el Centro de Salud Perpetuo Socorro, repartido entre 2 espacios (en unos bajos de la Calle Ramón y Cajal y en dependencias para pediatría, matrona, salud mental... en el conocido como "Hospital Provincial"). Con esta crisis sanitaria se ha desvelado, con más evidencia, la insuficiencia de espacios y su falta de idoneidad.

Se descarta periódicamente su construcción de la agenda política, social, urbanística, ambiental... ¿Por qué Es una de las preguntas que vecinas y vecinos nos hacemos cuando pasamos al lado de las obras en el solar de la antigua Cárcel? ¿Cuándo empiezan las obras del Centro de Salud? ¿Ya está el proyecto redactado? ¡Pues que se haga ya! ¡Recordamos que ya había un proyecto el año 2010 para edificarlo en la entrada del Hospital Provincial! ¿Sirve ese mismo proyecto o hay que hacer uno nuevo? Pensamos que no nos entendemos. Y no es por parte del vecindario que vivimos en este barrio y en otras zonas de la ciudad que aprueban esta justa e histórica reivindicación.

Llevamos mucho más de 10 años, desde que se derribó la cárcel -momento prometido muchos años atrás para la construcción del nuevo Centro de Salud- hablando con todo tipo de administraciones y con el tejido social oscense.

A ver si lo expresamos con claridad y brevemente: ¡Queremos un nuevo centro de salud porque el actual no está en condiciones! Nos corresponde. Corresponde a la ciudad, corresponde a la Zona Sanitaria de Santo Domingo-Casco-Perpetuo Socorro.

Nos da igual cómo se llame. Hace años que proponemos se le denomine Pico del Águila, Sierra de Guara, Montearagón, Este.... Pasa como con la Ciudad Deportiva, el Polideportivo, el Parque del Encuentro y el Centro Cívico. No tenemos, en el barrio, ambición para que sea "nuestro" y para "nosotros". Nos enorgullece que sea un espacio más por el que transiten mayores, jóvenes, niñas y niños de toda Huesca.

Pero lo queremos aquí, en el corazón del barrio del Perpetuo Socorro. ¿Por qué nos empeñamos?

Lo hemos explicado por activa y por pasiva, una y mil veces, desde las distintas asociaciones y entidades que formamos parte del tejido asociativo del barrio. Un servicio público que usan muchas personas suele rodearse de otros servicios (comercios de muchas índoles, bares y restaurantes, espacios de ocio,...) que dan vida económica a una sociedad; en este caso, a nuestra ciudad y a nuestro barrio. Y porque... ¡Cuando se quiere, se puede! Nos ha pillado la crisis del 2008 ("Ahora no hay dinero")... Nos han pillado las elecciones del 2011, 2015, del 2019…, con diversos pactos de gobierno, a izquierda y derecha... Hemos sido utilizados políticamente, ante elecciones... y hasta muy recientemente.

Nos han pillado gobiernos autonómicos de distintos signos... Y Consejerías de Salud variadas. Además, hemos sido, repetimos, utilizados políticamente.

Se licitó el proyecto para el Centro de Salud de Los Olivos en un plis-plas. El Ayuntamiento cedió a la DGA un terreno... en otro plis-plas. Se comenzaron las obras, en un soplo. ¡Muy bien¡ Hubo alguna duda… no se abrirá, hay problemas... Gracias a la pandemia (tiene narices la cosa) se abre ya, aunque sea parcialmente, y antes de lo previsto. Un claro ejemplo de voluntad política.

Señor alcalde, señora consejera, señor presidente de Aragón, señores concejales oscenses de antes y de ahora, de todos los partidos, que han dicho y dicen representarnos, ¿a qué esperan? El bien común no es lo mismo que el interés general. El bien común es aquello que orienta las decisiones hacia el acceso de todas y todos a los bienes básicos. De todos y de todas... porque somos iguales en dignidad... vivamos en la zona que vivamos... Y sí, también somos de Huesqueta, aunque no lo parezca. Nuestra identidad oscense se fundamenta en la amplitud de horizontes por querer ser una ciudad abierta y habitable.

Desde esta Coordinadora buscamos la justicia y la cohesión social. Criticamos las decisiones del poder cuando no pone en el centro a las personas y, especialmente, a las más vulnerables.

Nuestra crítica no pretende derrocar gobiernos.

Al estatal le felicitamos por el reciente e histórico hito: Conquista social sin marcha atrás para los débiles, el Ingreso Mínimo Vital. Antes, por las protecciones sociales: Ertes, no despidos como en el 2012, apoyo a las empleadas de hogar, ayudas para el pago del alquiler de viviendas, apoyo a los trabajadores autónomos, apoyo a Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, a empresas... y más... y más que deben venir... adelante... Lo dicho: felicidades, Huesca. A ver si dentro de seis meses podemos volver a felicitarnos porque hayan empezado las obras del Centro de Salud Perpetuo Socorro-Este-Sierra de Guara-Montearagón-Pico del Águila-Salto del Roldán Huertas de Salas...

Etiquetas