Opinión

Paro, impuestos, reactivación: hilar fino

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 03/07/2020 A LAS 02:00

En apenas unas horas, se sucedieron noticias que aventuran una recuperación difícil, escasamente dos días después de que distintos organismos nacionales e internacionales incidieran en que la reconstrucción de España va a ser complicada. No hace falta ostentar el título de augur para semejante aseveración, pero sí es probable que, en medio de una coyuntura en la que no sólo imperan análisis racionales sino que se suceden riadas de emociones que dificultan el rigor en las prospecciones, haya que ponderar cada uno de los índices, escrutar la atmósfera, observar el entorno, remembrar el pasado y ponernos a trabajar entre todos de una manera meticulosa, convencidos del escenario crítico en el que estamos inmersos y seguros de que la solución pasa por grandes pactos que no se circunscriben a la política institucional, sino que deben ser perfilados por una mirada periférica para no dejar pasar las oportunidades, que pasan siempre e indefectiblemente por la reflexión y el diálogo.

Ayer nos despertamos con esos 28 puntos interanuales de incremento del desempleo en el peor mes de junio desde 2008, si bien la realidad es radicalmente distinta a aquella, porque más allá de que ya se evidenciaban signos de desaceleración suave no confluyen debacles como la bancaria, la del ladrillo o la de la energía como entonces. Sí puede ser determinante el adelanto del presidente de que la subida de los impuestos es irrenunciable para garantizar el estado de bienestar, convicción discutible y que pondrá de uñas a distintos agentes, porque unos afectarán a grandes compañías cuya generación de riqueza y empleo podría verse resentida, y otros al conjunto de la población que se empobrecerá por esa vía. Si la jugada sale mal, quién sabe si el tercer anuncio del rescate de 10.000 sociedades se queda corto. O no.

Diario del AltoAragón

Etiquetas