Opinión

La covid-19 manda

Por
  • PASCUAL ASCASO
OPINIÓNACTUALIZADA 12/07/2020 A LAS 02:00

La covid-19 manda y los demás a obedecer si no queremos sufrir consecuencias mucho más graves a las que ya padecemos. Pondré algunos ejemplos.

En el ámbito educativo da a entender que ya verá cuando permite que comience el curso y en qué condiciones. Dice que los alumnos en el aula deberán estar muy separados y por lo tanto como el espacio del aula no se puede estirar habrá que disminuir el número de ellos. Dice que no hay que olvidarse de la mascarilla porque si no puede llegar "paco" con la rebaja y en los recreos y educación física mantener las distancias que todos ya sabemos. Desde luego eliminar también las reuniones tertulianas para contar sus cosas. En el comedor lo mismo que en el aula, muy separados y cuidadito con los cubiertos de uno y otro. etc.

Para todos en general, obligatoria la mascarilla en cuanto se salga de casa, no comunicar a alguien algo al oído sino hablar a distancia aunque haya que elevar más la voz como si no nos conociésemos. Si esto no se cumple el gobierno deberá sancionar por ser de obligado cumplimiento, es decir palo y tente tieso. Por lo tanto es más recomendable quedarse en casa que salir de ella según exige la covid-19 Quién decida ir a restaurantes, bares, cines o cualquier lugar de reunión no deberá olvidar, ni en broma, de la distancia de separación con su prójimo, ni de la mascarilla bien puesta y nunca colgada al cuello creyendo que así puede evitar la multa. El virus también obliga a todo el mundo a lavarse las manos muchas veces al día con agua y jabón, porque si no la covid-19 lo puede hacer pagar muy caro.

El dichoso virus nos dice que hay que aprender a malvivir y no como se ha venido viviendo hasta ahora. Ah, y de fiestas patronales, romerías, festejos y demás jolgorios nada de nada porque no es bueno para la salud y cuesta mucho dinero. ¡Cómo si fuera él quien pagara! Está demostrado que quiere establecer una nueva forma de vida y lo está consiguiendo, además de llevarse por delante hasta el día de hoy, alrededor de 30.000 vidas en España y más de 500.000 en el mundo.

Así que la covid-19 manda y nosotros, nos guste o no, a obedecer si no queremos salir peor parados. ¿Hasta cuando mandará el maléfico virus Pues hasta que venga la vacuna a pararle los pies.

Lo que nos pintaron al principio que era como una gripe del tres al cuarto, ya ven lo que ha resultado ser. Malos pintores.

Etiquetas