Opinión

Recuperar el AVE Huesca-Madrid

Por
  • JESÚS GUERRERO (PORTAVOZ DEL PARTIDO ARAGONÉS-PAR EN LAS CORTES DE ARAGÓN Y PRESIDENTE INTERCOMARCAL DEL PAR EN HUESCA)
OPINIÓNACTUALIZADA 13/07/2020 A LAS 02:00

Jesús Guerrero

============01_TITULO_TRIBUNA (33972136)===========Ahí hemos estado, estamos y estaremos siempre. Empujando, trabajando, reivindicando, exigiendo y haciendo todo lo posible para que los trenes paren en Aragón, para que los que paran no sean suprimidos y para que, en definitiva, se garantice un servicio adecuado en toda la Comunidad Autónoma.

El estado de alarma debido a la pandemia por la covid-19 provocó que Renfe procediera a la eliminación de casi la mitad de los trenes de Obligación de Servicio Público que cubrían los trayectos regionales y conectaban municipios garantizando la movilidad de los habitantes de las zonas rurales. Posteriormente, y una vez concluido ese difícil periodo, la compañía ha reiterado en diversas ocasiones que se recuperaría la normalidad "de forma progresiva" y que serían los corredores con más viajeros los primeros en volver a las frecuencias anteriores, justificando que se han incrementado los trenes de media distancia en Aragón con conexiones a Huesca y Canfranc, entre otros puntos de la Comunidad, como si dicha operación resultara suficiente. No lo es, y menos aún si nos atenemos a hechos pasados. Existen numerosos compromisos incumplidos por parte de la compañía, antiguos y obsoletos trenes circulando por nuestro territorio, que suponen un riesgo real para los usuarios y la pérdida de oportunidades para todos.

Nos genera una gran incertidumbre que, aunque algunas líneas se vayan recuperando, Renfe no ponga fecha para retomar las conexiones del tren de alta velocidad que conectaba Huesca con Madrid. La compañía, que suele primar los criterios economistas, ofrece explicaciones desconcertantes y no coincidentes. Sus argumentos son injustos, insostenibles e inasumibles para Aragón y Huesca. Dice que hay alternativas a la supresión refiriéndose a los trenes de media distancia y regionales que conectan con Zaragoza y Madrid, y a la vez, y esto es lo verdaderamente alarmante, manifiesta que no hay fecha para retomar las conexiones. Inconcebible. Es un mal síntoma. Comparativamente me intranquiliza que otros trayectos se hayan programado y este no. Exigimos mayor sensibilidad, más compromiso con Aragón cuya vertebración a través del ferrocarril es crucial para el futuro de una tierra como la nuestra con baja densidad de población y muy envejecida.

La supresión definitiva del tren AVE Huesca-Madrid supondría un verdadero varapalo a efectos turísticos, sociales, económicos…

Ante esta situación para la que no caben alternativas nadie debe ni puede quedarse de brazos cruzados. Todas las instituciones autonómicas y provinciales deben actuar con los ojos puestos en el mismo objetivo. Y el Ministerio de Fomento, que debe demostrar su inequívoca voluntad política, el primero.

La incertidumbre y el temor reinante es un hecho incontestable, por eso Renfe debe informar urgentemente de sus intenciones, sin medias tintas. Tenemos memoria histórica que nos alerta para no quedarnos dormidos en los laureles. A los oscenses en particular y a los aragoneses en su conjunto nadie nos regala nada. Pero, hombre, ya sería el colmo que una vez logrado el fundamental AVE Huesca-Madrid, lo perdamos ahora.

El PAR está trabajando desde todos los niveles en los que está representado. Recientemente el senador autonómico por el Partido Aragonés, Clemente Sánchez-Garnica, exigía al Gobierno de Pedro Sánchez en la Cámara Alta la reposición del AVE directo entre Huesca y Madrid. Interpeló al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y puso de manifiesto la imperiosa necesidad de restablecer el trayecto para impulsar el turismo interior hacia el Pirineo.

No podemos perder este tren, mucho menos embutidos como estamos en las circunstancias actuales y con la incertidumbre de la coyuntura futura.

Etiquetas