Opinión

Datos para rezar

Por
  • CONCHITA DEL MORAL HERRÁNZ
OPINIÓNACTUALIZADA 18/07/2020 A LAS 02:00
Datos para rezar
Datos para rezar

Como todos los años, la Conferencia Episcopal de la Iglesia en España ha hecho pública la presentación de los datos de su labor correspondientes al año 2018. Una presentación detallada de su organización y de las tareas que lleva a cabo en los campos de la educación, de la caridad, del mundo hospitalario y centros de asistencia, y especialmente, de la vida sacramental.

Si comparamos las cifras con las correspondiente al año 2014, nos damos cuenta de realidades que, como buenos creyentes en Jesucristo, nos hacen pensar y nos invitan a rezar pidiendo al Señor que nos ilumine a todos en la misión de dar testimonio de nuestra Fe, y de manera muy particular, de luz a los obispos para llevar a delante en la Fe, en la Esperanza y en la Caridad, al pueblo de Dios que les ha sido encomendado.

El año 2014 ejercían su ministerio en todo el territorio de la península 18.813 sacerdotes; cuatro años después, ese número descendía a 17.337. O sea, 1.476 sacerdotes menos, y con más años sobre sus espaldas.

Los religiosos, hombres y mujeres, sumaban en total, 57.531. Hoy la cifra se ha convertido en 38.688. Lo que da una cifra que desciende en 18.843 personas.

Y quizá, lo que hace pensar y rezar más, son las cifras de los bautizados y de los matrimonios. En 2014 los bautizos llegaron a 240.282; sólo cuatro años después, descendieron a 193.394; 46.888 menos. En los matrimonios las cifras son semejantes: 52.495, hace seis años; y 41.875, hace dos años: 10.620 menos Jesús Domingo Martínez Tolerancia cero Nuestros gobernantes vociferan sin parar que hay que ser tolerantes, pero vemos luego que en la práctica es otro cantar, a lo suyo. Por tolerancia se entiende, respeto a las personas que piensen diferente, si son justas y verdaderas, pues la tolerancia tiene su justa medida.

La verdadera tolerancia como dijo Noberto Bobbio: "No se fundamenta en el escepticismo, sino en una firmeza de principios que se opone a la indebida exclusión de lo indiferente".

No se entiende por tanto ese afán desmedido de quitar de cuajo lo que por tantos siglos ha sido y será nuestra cultura y nuestras señas de identidad cristiana. Que si los Crucifijos fuera de las aulas porque, según ellos hiere la sensibilidad de los no cristianos, y los cristianos, que ¿que los parta un rayo ¿o somos personas que no nos hieren cuando nos arrebatan lo que más amamos Por favor sean sensatos y compórtense con sentido común.

También murmuran que la Iglesia se mete en temas del Estado y como vamos viendo es al contrario. La Iglesia como es su deber tiene el derecho de decir la Verdad, pero nunca coaccionará.

Les pregunto señores gobernantes ¿No estamos en democracia ; pues a mí y a muchos nos huele a dictadura.

Les pido que reflexionen. Gracias.

Etiquetas