Opinión

La provincia bonita

Por
  • CARLOS GARCÍA MARTÍNEZ
OPINIÓNACTUALIZADA 29/07/2020 A LAS 02:00

"En la provincia bonita", me dijo, hace unos años, un taxista zaragozano, al saber que vivía en Jaca. Ahora, no solo la capital, toda la provincia tiene un equipo de fútbol de primera. "De local a universal con La Magia de Huesca", titulaba Heraldo una noticia reciente, con un equipo "como vehículo de promoción económica y turística de Huesca". "Tu Huesca" se llama ahora la marca cabecera, dotando de nuevos contenidos y detallando con brillantez sus valores sin renegar de la marca anterior. Con los más de 6.000 abonados que ya tenía la SD Huesca y los que ahora llegarán si se consolida la iniciativa de fletar autobuses –estoy copiando ideas- para que acudan a los partidos aficionados de las comarcas, se reforzaría la modesta potencia económica y poblacional del equipo que la expansión de las redes sociales tras el éxito deportivo debe multiplicar.

"El periódico francés "Le Monde" se enamora de esta provincia española", titulaba Huffington Post, hace unos meses, un artículo laudatorio de nuestra provincia "una vez más", recomendando varios destinos. Afirma el diario que en ella se puede disfrutar de cañones, acantilados, aguas de color esmeralda, iglesias románicas y pinturas rupestres y destaca la oferta gastronómica, regada con vinos de la zona del Somontano.

La provincia promete. Está aumentando el número de sus habitantes y seguro que la tendencia se mantendrá según vayan avanzando los programas europeos y nacionales en favor de "la España vacía", sus oportunidades y sus valores y se mantenga la sensación de inseguridad sanitaria de las grandes urbes. ¡Qué mejor ciudad "de los 15 minutos" que se promueve, aunque sean algunos más, que el conjunto compartido de los pueblos de cada comarca y una capital intermedia! Además, el trabajo a distancia decidirá a muchas personas y familias a cambiar la urbe por la naturaleza sin perder servicios ni oportunidades en una atmósfera más sana. Un dato a tener en cuenta por los pesimistas es que, desde el año 2000 hasta los últimos datos, la provincia ha aumentado en más de 15.000 habitantes a pesar de la bajada relativa durante la anterior crisis, que no parece, como decíamos, que vaya a repetirse ahora con el covid. De momento, este optimismo no será fácil de asumir por las comarcas más afectadas por el virus, sobre todo por las condiciones de trabajo de los temporeros de la recogida de la fruta. Pero mientras cabe pensar que tales condiciones no se repetirán, hay que temer por algo tan problemático y desesperanzador como los envenenamientos masivos en Zaragoza debidos a hábitos juveniles que ya eran deleznables y quizá sean más difíciles de erradicar pasada la alarma sanitaria.

El título de este artículo lo tenía reservado hace años. El éxito deportivo lo ha sacado a la luz y me ha servido para las anteriores consideraciones. Así que, volviendo a lo nuestro y al territorio que más amo, vaya mi felicitación más cariñosa a la directiva, al equipo técnico, a los jugadores y al magnífico y ecuánime entrenador. ¡Chapeau!

Etiquetas