Opinión

"Jorearte", cultura, medio rural y naturaleza

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 05/08/2020 A LAS 02:00

El teatro, la danza y el circo, como tantas otras modalidades de la creación, están encontrando espacios para la expresión ante la limitación de la movilidad y de la convivencia que el coronavirus está imponiendo por exigencias sanitarias. La cultura demanda la atención de las administraciones mientras, paralelamente, programa dentro de las dificultados con dos objetos fundamentales: la supervivencia de un sector que es fundamental para nuestra sociedad, por un lado, y el sostenimiento de ese lazo imprescindible para que los ciudadanos mantengan el hábito del consumo de contenidos y manifestaciones relacionados con las artes.

En ese sentido, se está innovando en sentido estricto como lo demuestran actividades como el autocine o autocirco, la apertura de La Casa de los Títeres en Abizanda, el hallazgo de fórmulas para la continuidad de festivales públicos y privados, y la nueva propuesta presentada ayer, Jorearte, que quiere abrir una ventana de aire fresco y, de paso, invitar e incitar a un amplio público potencial para que se adentre en la naturaleza y en el ámbito rural con la programación con magníficos grupos y artistas en Santa Eulalia de Gállego, Ayerbe y Erés, gracias al impulso de Corral de García, Viridiana e ITHEC. La idea es propiciar un encuentro con todas las garantías de seguridad, con una cierta atmósfera retro -el director, Jesús Arbués, propuso llevar merienda y agua además de calzado idóneo para los recorridos artísticos- y muy accesible. Siendo importante, trasciende incluso la condición de espectáculo para convertirse en la plasmación del carácter profundamente transformador de la cultura, entendida como el conjunto de los valores de una sociedad que quiere crecer cuidando de su identidad, del esfuerzo y el talento de sus artistas.

Etiquetas