Opinión

Querido Felipe

Por
  • MONTSE MARTÍN ESPINAZO
OPINIÓNACTUALIZADA 04/09/2020 A LAS 02:00

Esta no es una carta para el consejero de educación del Gobierno de Aragón, sino que es una carta para Felipe Faci... marido, padre, hijo, nieto, amigo, vecino,... En definitiva, una persona al margen de su posición política. Se están tomando medidas excepcionales a nivel mundial haciendo todo lo posible para evitar contagios y controlar esta pandemia, pero resulta que usted, nos manda a nosotros al paredón exponiendo a nuestros hijos en un colegio habilitado para sospechosos de Coronavirus y en un transporte en el que nuestros hijos viajan mezclados con el resto de pasajeros en la línea regular.

No sabemos si usted todavía no se ha enterado que este virus se comporta en cadena, o puede ser que tampoco se ha enterado que sus hijos y todos los niños que viven en la ciudad, son exactamente iguales a los niños que viven en el pueblo... Si esto usted lo tuviera claro, no se entendería porque teniendo la solución tan fácil y viable, ya que el colegio de Sallent está más que habilitado y tiene todos los recursos necesarios, nos niegue dejar a nuestros hijos en Sallent como medida excepcional para este curso 2020/21, ¡no se entiende! No sabemos si usted duerme tranquilo sabiendo que está en sus manos salvar vidas y no lo está haciendo... yo, personalmente, no dormiría tranquila... Lo que le pedimos en estos momentos de pandemia es empatía, solidaridad y humanidad... Llevamos haciéndolo mucho tiempo, pero ahora, ¡no se lo pedimos, si no que se lo suplicamos y rogamos! Esto no es un juego político, no, esto es un juego en el que está en sus manos salvar vidas o destrozarlas. Nosotros llevamos desde marzo haciendo todo lo que se nos ha impuesto para no contagiarnos y no puede ser que ahora, ya no importe y dé igual si se contagian o no en el municipio de Sallent de Gállego, ¡qué más da! Si es un pueblo… Por desgracia para nosotros, usted tiene la última palabra y no podemos hacer nada más que escribirle cartas, que seguramente guarde en un cajón, pero bueno, nosotros no pararemos en nuestro empeño, porque luchamos por nuestra salud.

Nos gustaría que perdiera un poquito de su tiempo pensando en nosotros, ya sabemos que para usted somos insignificantes, pero para nuestra familia lo somos todo.

Etiquetas