Opinión

Fumata blanca esperamos con los presupuestos

Por
  • PASCUAL ASCASO
OPINIÓNACTUALIZADA 13/09/2020 A LAS 02:00

Mal hemos comenzado en la necesidad de tener unos presupuestos pronto. Digo esto porque en la primera reunión, Sánchez-Pablo, es decir PSOE-PP, no cambiaron las cosas con relación a lo que siempre nos tienen acostumbrados. Casado mantiene el rechazo a negociar y Montero, que es tanto como decir Sánchez, tachó al líder del PP de fomentar el enfrentamiento y la cerrazón.

Por otra parte Arrimadas, Cs, acepta dialogar y advierte de que no se puede perder el tiempo, para que pronto tengamos la herramienta necesaria e imprescindible para comenzar a andar. Pero ésta el temor lo tiene pensando, que ERC, Otegui e Iglesias se los acaben repartiendo en un despacho. Es posible que el temor se convierta en realidad por aquello de que Sánchez quiera seguir en el "candelero" a toda costa, ya que le gusta más figurar, que gobernar en el sentido estricto de la palabra.

Si la aprobación de los presupuestos de un país es la ley más importante siempre, mucho más lo es en estos momentos en los que nos encontramos, ya que las necesidades son muchas y la mies poca. Por ello los interlocutores deberán oír a los expertos en economía, no a los futurólogos de pacotilla, para conseguir unos presupuestos acordes a los que España necesita para su reconstrucción en estos momentos tan delicados como los que estamos atravesando, desde todos los puntos de vista por culpa de la pandemia y que prácticamente después de un año no tiene visos de cuando volveremos a la normalidad para poder trabajar en paz con sosiego y tomando la senda del crecimiento.

Por lo tanto si siempre para gobernar es necesaria la unidad y el sentido común, mucho más lo es en este momento en el que el virus nos ha dejado en la estacada. Es por ello por lo que todos los agentes participantes deben arrimar el hombro en la misma dirección y dejar sus diferencias que no son nada más que poner palos en la rueda del carro, España, que debe seguir caminando a buen paso y con el mayor acierto. Quien así no lo entienda no es digno de dedicarse a la política. Es preferible gobernar entre todos que gobernar mal entre unos pocos.

¿Habrá presupuestos Y si los hay, ¿serán los que el país necesita No les extrañe que me haga esta pregunta porque gato escaldado del agua fría huye.

Dejemos pues de jugar a ver quien gana la partida, porque ese es el camino por el que perdemos todos menos los interesados por la poltrona.

Etiquetas