Opinión

Recuerdos

Por
  • JOSÉ SÁ
OPINIÓNACTUALIZADA 23/09/2020 A LAS 02:00

Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas. Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si mañana nunca llega, seguramente lamentarás el día en que no tomaste tiempo para una sonrisa un beso, un abrazo, porque estabas muy ocupado para concederles el último deseo. Es un gusto leer estas líneas de gente inteligente escritas de forma tan cercana, tan real, es verdad que muchas veces actuamos de esta forma. Recuerdo cuando haciendo el Camino de Santiago, teníamos que pasar a unos veinte kilómetros en dirección contraria al pueblo de D. Javier Osés, nuestro querido Obispo de Huesca y Jaca, estaba ya muy enfermo, y no perdimos un día por el miramiento y reparo no lo hicimos. Ahora para mi ese día fue aciago. ¿Cómo haciendo novecientos kilómetros, porque no veinte más No dijimos, vamos. Desgraciadamente, la opinión tiene más fuerza que la verdad. No nos basta con tener grandes cualidades, es preciso emplearlas bien. No decir que me duele y decir esto o lo otro, si lo hubiera hecho bien no tendría que pedir perdón, Que dados estamos en los descuidos con los demás. Vamos corriendo como si todo se acabara, la paciencia soluciona muchos males, un hombre puede abarcar más de lo que tiene al alcance de la mano sin contar con el bien general. Por supuesto que las obligaciones y los derechos están en manos del que manda o dirige, pero en este momento están haciéndolo mal, y hay abusos de poder. La participación del pueblo es mínima, vivimos un tiempo de sobresaltos y tenemos que hacer todo lo posible por actuar limpiamente para conseguir esa calidad de vida tan cacareada y tan poco creíble de la política. Esta calidad de vida es la que pedimos. Decimos que entre caballeros las promesas son deudas, entre políticos son cebos. Ahora la política es algo tan poco creíble que cualquiera podemos ser de este oficio, si hablamos del dinero siempre está ahí, solo que lo cambian de bolsillos, ayuda a tus semejantes a levantar la carga, pero no a llevarla. Pues esto es lo que piden estos señores... si lo son. ¡Qué vergüenza lo que oímos en el Palacio de Congresos el 08.09.20!

Etiquetas