Opinión

Día Mundial de la Salud Mental

Por
  • DIARIO DEL ALTOARAGÓN
OPINIÓNACTUALIZADA 30/09/2020 A LAS 02:00

Aragón sin estigma, ahora más que nunca. Etimológicamente, el término procede del término del latín que significa una marca hecha en la piel con un hierro candente, aunque la sociología lo atribuye a la condición de individuos o grupos cuyos miembros son señalados por una supuesta inferioridad que determinaría su exclusión. Uno de los colectivos más zaheridos tradicionalmente por el prejuicio que deriva en injusticia es la de los pacientes afectados en su salud mental, que ayer tuvieron su Día Mundial bajo el eslogan que abre esta tribuna.

La pregunta que surge indefectiblemente es por qué ahora más que nunca. Y, de una meditación sencilla, surgen las respuestas. En primer lugar, porque en esta época del conocimiento la generalización es un derroche innecesario de superficialidad. Segundo, porque nuestra era nos ha permitido acrecentar el valor de la diversidad, de tal manera que los viejos estereotipos han perdido absolutamente todo el sentido a estas alturas. Tercero, porque la incorporación de metodologías terapéuticas eficaces ha coadyuvado a los tratamientos que, a su vez, han contribuido a una más fluida integración en una sociedad más abierta de mente en la que no tienen cabida las excepciones de los empecinados en proseguir con la estigmatización. Cuarto, porque la pandemia, con el confinamiento y las posteriores restricciones, ha puesto a prueba las conductas de las personas con problemas de salud mental, que han sido guiadas admirablemente por los profesionales y por instituciones como la Fundación Agustín Serrate. Más lejos que nunca de los tópicos, los usuarios de las asociaciones nos demuestran que no sólo saben saltar todos los obstáculos, sino que además arriman el hombro decisivamente para sumar valor a su entorno.

Etiquetas