Opinión

No todo es negativo

Por
  • CONCHITA DEL MORAL HERRÁNZ
OPINIÓNACTUALIZADA 14/11/2020 A LAS 01:00

Hay mucha gente buena que trata de luchar para ser cada vez mejor, especialmente en la gente joven, que se están dando cuenta que no vale la pena ser viciosos y despreocuparse de los demás, esto no les da la felicidad, al contrario, pues una persona viciosa, si no puede cumplir sus caprichos, se enfada y se aísla.

A veces se oye decir: "ay, esta gente joven, juventud divino tesoro".

Hemos de pensar, sobre todo los padres, ¿los habremos dejado ya desde pequeños a su arbitrio y no los hemos educado bien, inculcándoles los valores humanos y sobre todo las virtudes para que luchen por vivirlos Quizá a veces los padres les damos caprichos para que nos dejen en paz, y este método no es bueno, desde niños ajustándose a su edad se les hace ver y distinguir el bien del mal. Los padres tienen que ser amigos de sus hijos, dedicándoles tiempo, teniendo paciencia, dándoles algún encargo en la casa y cuando hacen algo mal, decírselo con delicadeza y no delante de los demás. Hablarles también de Dios, enseñarles a rezar; inculcarles la laboriosidad, el respeto a los demás, la alegría, y cuando se equivoquen, que sepan rectificar, que hagan favores, que sepan respetar a las personas mayores, ceder el paso, el asiento en el tranvía, etcétera.

Me contaba una amiga que su hija de 8 años iba a coger el tranvía y le dijo su madre: "si entra una persona mayor y no tiene asiento se lo cedes tú" y contestó la niña: "claro mamá".

Y entró un matrimonio, se levanta la niña y le dice a su madre: "no sé quién es el mayor, ¿a quién tengo que dejarle el asiento ".

Bonito ejemplo, y es que la familia es la mejor escuela de aprendizaje, me refiero a una familia bien formada.

Etiquetas