Opinión

Así es la vida

Por
  • TEÓFILO MARCO ESTELLA
OPINIÓNACTUALIZADA 15/11/2020 A LAS 01:00

Todos los días en la persona humana hay proezas y sucesos bonitos, y hay mezquindades y muertes horrorosas. Todos los días hay luz y sombra, hartazgos en muchos y hambrunas en otros, el grito del recién nacido y el estertor del moribundo, las pequeñas heroicidades de las personas humildes con su vida laboriosa y honrada, y la frivolidad y vanidad de algunas personas poderosas, incluyendo en ellos también a algún político y gobernante.

Si en el ayer don Manuel Azaña dijo en varias ocasiones: "No soy indulgente. No transijo. No perdono. No tengo espíritu de sacrificio. No estoy hecho a la obediencia. Yo no tengo amigos. Yo no gobierno con filosofías." Algo de esto hay en estos tiempos en más de un político y gobernante. Así es la vida en el ayer y en tiempos actuales: proezas y mezquindades se repiten en la historia humana.

"Tarde de verano en Sevilla, el torero Belmonte salió a torear con chaquetilla de alamares. La plaza se inundó de almohadillas, de bastones, de abanicos? Fue un grito de escándalo, una victoria frente a lo útil. Ganó la belleza, ya que la chaquetilla de oro tiene unos reflejos maravillosos sobre los alamares, pero de oro. Andalucía es así". (José María Pemán).

Pues sí, así es la vida: Hay proezas y gusto por la belleza, y hay mezquindades y muchas maldades. Ejemplos positivos y negativos para todo ser humano, y hoy con el COVID todo esto se repite.

Etiquetas