Opinión

Biescas, teatro sin restricciones

Por
  • DIARIO DEL ALTOARAGÓN
OPINIÓNACTUALIZADA 15/11/2020 A LAS 01:00

La platea de la VIII Muestra de Teatro Amateur Villa de Biescas se trasladó ayer, en una maniobra mágica, del Centro Cultural Pablo Neruda a la plataforma tecnológica de Youtube. No es, tan sólo, la consecuencia de las restricciones en la celebración de eventos culturales por la pandemia de la covid-19. Ese sería un argumento por pasiva, y el magnífico Comité organizador de este acontecimiento teatral siempre se rige por criterios activos y proactivos. Bien pudiera haberse limitado a una comunicación a través de sus organizadores, el Ayuntamiento y nuestro diario, y del conjunto de los medios de comunicación, pero el certamen que preside Nuria Pargada y dirige Manuel Aparicio decidió que el gran colofón había de ser, como en las siete ediciones anteriores, en una gala. Una velada brillante y emotiva, más universal en la accesibilidad que nunca aunque menos cercana en los abrazos y los parabienes también que en las citas precedentes. No hay lamentos, sólo búsqueda de soluciones.

En el fondo, la Muestra se ha mimetizado con el género literario y el espectáculo que son sus cimientos. Y así hay que entenderlo. Decía Eugéne Ionesco, el magistral autor del Teatro del Absurdo, que donde no se comprende el arte es un país de esclavos o de robots, de gente desdichada que no ríe ni sonríe, un país sin espíritu, donde no hay humorismo porque, donde no hay risa, hay cólera y odio. Citas como la biesquense contribuyen a mejorar nuestra condición humana, la individual y la social, y por eso se ha convertido en un extraordinario patrimonio cultural muy vivo, cuya virtud trasciende nuestros límites provinciales porque la participación es apetecida desde lejanos orígenes. En la novena, pasaremos seguro de la tragedia y el drama a la comedia. Y ahí actuaremos, juntos, próximos y felices. Enhorabuena.

Etiquetas